Que infancia …has tenido?

IMG-20140524-WA0000
Según un informe de psicólogos, médicos y burócratas los que fuimos niños entre los 60 y 70 no habríamos sobrevivido porque nuestras cunas y juguetes eran pintados de colores brillantes con un alto contenido en plomo, montábamos en patines y  bicis sin casco  ni  protectores , jugábamos a la billarda, subíamos a los árboles y a veces nos descubrían  y nos corrían .
Cuando nos pillaban, nos llevaban a casa, para protestar ante nuestros padres y que nos castigasen  (y sobrevivimos)… Al riesgo de caídas.
No  existían los protectores de  enchufes, ni los protectores de esquinas
En los coches familiares no había cinturón  de seguridad (y sobrevivimos) 

 A mí, las muñecas me las hacía mi abuela, con trapos sobrantes de la costura, su relleno también de trapos,el pelo de lana sobrante, la carita la bordaba  , eran preciosas , únicas y  personales  y tenían  mucho valor para mí  (sigo conservando ese arte, para mis futuras nietas) si alguna vez deciden hacerme abuela mis hijos.
Mis amigos ,se hacían sus coches de desechos  y tablas viejas (no había frenos ,claro esta y sobrevivimos)
Por las mañanas salíamos de casa y nos íbamos al colegio andando, aunque lloviera, no teníamos autobuses escolares, que nos trasladasen,no teníamos móviles y nuestros padres no nos podían localizar, pero nada nos paso .
Fracturamos huesos y dientes y no existían las demandas civiles, ni la responsabilidad civil , sólo eran accidentes …Os acordáis?
Mis amigos peleaban, se daban puñetazos y les salían  moretones  ,pero aprendimos a lidiar.
Bebíamos de la manguera del jardín,  comíamos pan con aceite, y pan con nata de la crema de la leche, la endulzábamos con azúcar por encima, mantequilla o nocilla y sobrevivimos, no había problemas de colesterol, ni obesidad..
Jugábamos fuera de casa , a  la comba, a la cuerda, a las tabas, saltábamos, corríamos, a la billarda, al escondite…
No veíamos tele, ni teníamos plays , ni DVD, ni ordenadores , ni existían los chat , ni teléfono móvil.
Maldita la falta que nos hicieron, eramos  felices, teníamos muchos amigos, nuestra pandilla de infancia, salíamos de casa y nos encontrábamos para hacer cosas de niñ@s , disfrutamos , sin tener tanto como ahora.
Montábamos  en bicis, patines, caminábamos, paseábamos por toda la ciudad, reíamos, íbamos al campo. No pensábamos en los peligros, no había los miedos de ahora, mis amigos ,cogían ranas y le hacían la disección, cogíamos gusanos para ir a pescar y no nos paso nada…
Si no estudiábamos lo suficiente, perdíamos el examen y lo teníamos que repetir, no te pasaban de curso con 4 asignaturas como  ahora.
Aguantábamos los castigos de los profesores con aquella varita, que tanto usaban, y había respeto, también miedo y obediencia, no había ayudas era nuestro propio esfuerzo .

 No había discotecas, para nuestra edad , montábamos guateques en algún garaje  de la casa  de algún amigo de la pandilla, con los padres siempre vigilantes y controlando, para que nadie se desmadrase .
Pinchábamos discos en aquellas gramolas, que tiempos!
Y que bonitos recuerdos!
Nuestros actos nos pertenecían y sus consecuencias , no nos escondíamos.
Nuestros padres siempre estaban del lado de la ley, de los profesores y de los demás padres y a  pesar de todo, nuestra generación produjo los más sobresalientes.
.innovadores,inventores, lideres y personas destacadas en campos nuevos de la ciencia.
Esos maravillosos años fueron alegres y maravillosos.
A mis hijos, siempre les deje disfrutar su niñez, es bueno que se manchen, que disfruten , que jueguen , peleen , corran , forjan su cuerpo y su alma.
Aunque de vez en cuando te hagan pasar un mal  rato, son vivencias de la vida.
Mi hijo mayor, cuando tendría 3 añitos se metió en la lavadora y me volví loca buscándolo, por toda la casa (me oía llamarlo y no me contestaba) uffff que mal  rato  , hasta que vi, su cabecita por el cristal de la lavadora, todavía ,me pregunto, como se metió dentro ?
Otro día, casi lo tengo que despegar de un enchufe , se entretuvo en meter las tijeritas del cole en el, hasta que saltaron los plomos.
Pero el hermano , para no ser menos , cuando vivíamos en el sur, un día de tiendas (tenía dos añitos) me giro y que no estaba, creí  que me  moría del miedo que me entro.
Ya lo hacía en Marruecos raptado por algún moro (era un niño precioso, rubito de ojos verdosos, le llamaban el alemán,por lo rubio que era)
Todo el comercio buscando el niño por la calle San Rafael , en San Fernando (CÁDIZ) Desesperada  y angustiada , me giro para entrar a la tienda y llamar a mi marido, para comentárselo, que alguien se había llevado a nuestro hijo , cuando mi amiga, me grita desde la calle, Carmen, ven corre!
Voy hacia su voz y me veo a mi hijo (el desaparecido) metido en el escaparate de la tienda, riendo el tío.
Ese día ,creí que me lo comía, aún se me pone la piel de gallina recordándolo. Y yo, lloraba , reía…
Señor, que miedo pase.
Otra trastada, fue muy similar a la del hermano, con los enchufes, pero  este metió una cucharilla en el enchufe y nos fundió el cuadro de la luz , se asusto mucho, porque  quemo el enchufe y no se chamusco él, de milagro  el ángel de la guarda, me lo protegió ese día, pero nunca más lo repitió , aprendió que hay ciertas cosas con las que no debía jugar.
 El resto, nunca me dieron grandes disgustos, son educados y muy correctos.
Buenos hijos.
Y  donde están hoy los niños? Que no juegan en la calle.
Demasiadas maquinitas , demasiado sedentarismo !! No creéis?.

IMG-20141031-WA0003