Archive for abril, 2009

LEY DE VIDA

GP7
h
Esta mañana ,charlando con una amiga , me contaba lo angustiada que  estaba, porque su hija, de 16 años, no le contaba sus problemas.
Ella, ya esta enfrentándose a sus problemas por su cuenta (independencia – emocional), no esta preparada para dejar que su hija, la excluya de sus secretos, de su intimidad, hasta hace poco se lo contaba todo.
Pero ya, no es una niña Carla, es una jovencita, que esta en pleno proceso de cambio, no es tu niñita, ha crecido! .
Deja que madure, no la presiones, deja que se equivoque, que se las arregle a su manera, no la obligues, porque te evitara .
Recuerda, cuando nosotras teníamos su edad, y eran tiempos más difíciles en cuanto a libertades en casa.
Deja que enriquezca su autoestima , no la riñas ayúdala, riñéndola no se abrirá a ti.
Sabemos que no es fácil educar, que hemos aprendido a ser madres sin libro de instrucciones y a fuerza de equivocarnos.
Lo mismo que ellos aprenderán a fuerza de equivocarse, no podemos tenerlos de por vida entre algodones, tienen que aprender a volar por si mism@s .
La represión y  el estilo mama y sus polluelos, no es sano.
Dale autonomía, no la ofendas porque crees que te pertenece, respeta su voluntad, déjala madurar.
Deja que se equivoque , que llore , por su primer amor, que se enfade, que regrese y pida consejo y no te sientas esclava de sus miedos , ni de sus problemas, recuerda que de mayores adquirimos vicios, que vemos de pequeñas, no quieras que ella sea esclava de tus dependencias.
Y diréis , porque os cuento esto? Porque todas las que tenemos hijos ,  pasamos ,por estas etapas sin libro de instrucciones, nos podemos equivocar, porque es humano el hacerlo y no somos perfectos, pero todos los que somos padres y madres, deseamos que nuestros hijos, sean felices.
Y recordé una película de Walt  Disney “La trampa del oso” Que narraba la vida de una madre oso y sus cachorros los primeros meses de vida de los oseznos, mamá osa les enseñó a protegerse de los peligros, a cazar , a pescar a subirse a los árboles.
Pero un día decidió , que había llegado la hora de irse.
Los obligó , a encaramarse a un árbol y sin siquiera mirar hacia atrás, se fue !Para siempre!
Dentro de su mente de osa, había cumplido con sus responsabilidades maternales.
No trato de manipularlos , para que la visitaran alternativamente un domingo si y otro no , no los acuso diciéndoles , que eran desagradecidos, ni los amenazó con tener un ataque de nervios si la desilusionaban, en lo que ella esperaba de ellos.
Simplemente los dejó valerse por si mismos para que pudieran aprender a ser independientes.
Porque en el caso de los humanos nos domina la necesidad neurótica, de poseer y de vivir nuestra vida, a través de nuestros hijos.
Educar no es aferrarnos a ellos.
Me tocaron unos padres mayores, absorbentes hasta la médula, aprendí desde muy joven , que eso no hace feliz,  mis hijos son de una mama osa, aunque sin abandono de árbol 🙂
Ellos, tienen que vivir sus experiencias, su vida, aprender a equivocarse y os aseguro, que  son estupendos y me siento muy orgullosa de ellos.
Nos caemos, aprendemos a levantarnos, el camino de la vida,no es recto.
Por eso cuantos menos algodones, mas fuertes seremos para volver a levantarnos.
estatura

Los comentarios están cerrados