Cuantas capas tenemos!!!!

Según la religión hindú , los seres humanos se nos podría comparar con una cebolla.
La capa externa es la que más se ve y, a la vez, la que menor valor tiene.
Cuantas más capas atravesamos, más desnudamos el alma. Debajo de todas nos encontramos nosotros, el meollo del ser. El núcleo, de nuestros sentires, sueños, miedos, debilidades…
En realidad, sólo somos capaces de ver nuestro interior, a través de aquellas personas a las que queremos y que nos hacen de espejo, esas que nos devuelven de manera veraz el reflejo de lo que proyectamos y en definitiva, recibimos.
En una sociedad donde la belleza es sinónimo de poder, no podría estar más en desacuerdo contradiciendo al dicho, la cara es el espejo del alma.
Sabemos que la belleza exterior es efímera, así es que, si eso es todo a lo que aspiran en la vida, les auguro una vida muy absurda.
No se si es debido, a que voy cumpliendo años, pero empiezo a preocuparme más por limpiar las capas de cebolla y acercarme cada día un poco más a lo auténtico, que siempre es una maravilla .
Y a quien no le interese, conocer y llegar a ellas, no merece la pena.
Lo esencial es lo que hace que la vida realmente valga la pena.

A %d blogueros les gusta esto: