El COLOR DE LA VIDA

El día sabe a mar, huele a brea.
A besos de olas enamoradas
que arrullando el inmenso Océano
reposan y rompen cuando besan orilla.
El día asoma tímido de sol.
Pero asoma feliz y claro
danza al arrullo de la brisa marina.
Los árboles, aún desnudos del otoño,
alquilan ramas a los pájaros,
que las invaden de nidos por doquier
y celebran el sol con sus trinos,
confunden estación o nos adelantan primavera?
Se respira invierno suave,
huele a tierra,
a lluvia a aire limpio,
en mágica danza de invierno.
Que al eclosionar estallan,
al color de la vida.
Nos conmueven, emocionan y nos agitan recuerdos
Y los movemos como el río al cauce
cuando desborda el caudal, en las crecidas.
El invierno camina con ganas hacia la primavera
Quiere cambiar de traje,
vestir y alegrar de hojas los árboles
Los campos de flores
y de alegrías las miradas
Dejando atrás melancolías
Y pintando de colores los días.
Dejando atrás catarros y bufandas,
naricillas coloradas y caramelos pa la tos
Dejara el sol, de jugar al escondite
y acortará distancias,
para que nos llegue su calor
Ya se, ya se que me adelanto,
ya lo se!!
Pero hoy, se respira felicidad
y huele a buen tiempo
Si llega, no seré yo,
la que le diga, que se vaya 🙂
Le invitaré a un chocolatito .
Para que se sienta cómodo a gusto
y alquile alojamiento y se quede.
que el tiempo esta muy raro,
y ya no son iguales los inviernos.
Y el invierno, busca primavera 🙂

A %d blogueros les gusta esto: