EMIGRANTE

Es duro ser emigrante
en un País que no es el tuyo
donde, ni las costumbres,
ni los usos son iguales.
Donde el cariño de la familia
queda lejos, no están los amigos
La esquina donde jugabas de chico
La calita donde os zambulliais
entre risas y bromas.
El café, donde ibas con tus padres.
La tiendecita de siempre
Las viejitas de la calle.
Espectadoras silenciosas
de los juegos juveniles.
Y, el corazón se endurece
se llena de nostalgia
por veces se achica.
Cuando con la familia hablas
y les dices, y respondes
que es imposible volver,
que ojalá un día de estos
Que no te olviden,
y que recen por ti.
Detrás de cada inmigrante
hay una historia,
casi siempre de superación
de necesidad y de exilio
huyendo de las fauces
de dictadores asesinos.
Hombres, integros y valientes
que luchan y aspiran
por ver algún día a su País
libre de tiranos y miserias.
Y aunque siempre el exilio
deja secuelas..
Sus ansias son volver
algún día, y abrazar
a su gente, y en ese abrazo
soltar todos los besos guardados
los abrazos esperados
y tantas y tantas veces añorados.
Los olores de su tierra.
Los colores, los sabores
La alegría de sentirse en casa
Su Tierra Madre!
Nadie emigra por gusto
sino por pura necesidad.
Y a todos nos puede tocar
el día menos pensado.
Tal como va el Mundo.
Hoy! Estamos arriba
y mañana abajo.

A %d blogueros les gusta esto: