Hilvanes

Hilvanes azulados
unos van al corazón
otros a la cabeza
se enlazan con los pensamientos
y se enredan con las ideas
que tiran de mi cuando
me espeso
A los del corazón
les mueven los sentimientos
que oscilan con los afectos
y se vuelven ternura
cuando les agitan
Los de la cabeza
son los de la razón.
enlazan, cosen y enebran
todas las grietas
de las dudas
Las exponen y maquetan
y a veces comunican
con los hilvanes rojos
de la conciencia
Cuando alertan de peligros
Mis hilvanes!
Son amigos de la alegría
Y tiran de mi siempre
hacia arriba.
Se encargan de trenzar
redes de protección
ante malos hilos
Esos, los oscuros!
Que casí todos conocemos.
Y ninguno queremos.
Ya llega la noche!
subiendo las escaleras del día
Y los hilvanes naranjas
de los sueños,
se disponen a dormir la madrugada.
Soñaré bonito.
Soñaré en tu almohada.

A %d blogueros les gusta esto: