Moliendo el día

Mi corazón
revolotea al son del pensamiento
y acelera el latir
de mis emociones
convertidas en palabras
Y su resultado final
este humilde verso
Propongo un trato?
A los sueños
que llenan mis noches de caricias
que la imaginación estimula
La noche y nosotros!
con tacitas de café
y cucharadita de sonrisa
Café cargado con aroma
a “Te quieros”
Fuerte y con nube
Terroncitos de besos
y abrazos de azúcar.
Y hablaremos de amistad
de la vida y sus milagros.
Y tal vez?
De sentimientos?
A cambio…
Llenaré tu tacita de dulzura
y dejaré que se mezcle
en mi vida,
ese sabor a gloria
que en cada sorbo
lleva aroma de alegría
Por el sólo acto
de mezclar encuentros.
Sin más obligación
que la sinceridad
Y como meta quererme.
Dejemos como incógnita ,
interrogante,posibilidad
O…Puntos suspensivos
El actual estado de alegría.
Cambiaremos pasado por presente
Yo, no quiero parecerme a nadie
Yo, soy yo!
A veces niña
A veces mujer
Una rara mezcla
De buen grano!
Que mantiene mis ilusiones
y le da color a mis sueños
Que tal tu café?

A %d blogueros les gusta esto: