Cada minuto cuenta

alma

Las cosas son como son,
raras veces son,
como quisiéramos que fuesen.
La vida sigue pasando
y no espera.
Y nadie debe perderse la vida.
Nadie es tan importante,
Nadie es imprescindible
Cada minuto
cada segundo.
Que la vida
nos echa un pulso,
es un nuevo comienzo.
Ansió tacitas de esperanza
necesitó reposar en mí.
para renacer y compartir,
esas tacitas de esperanza.
Me suelo aferrar a lo que amo,
me aferró a mis ilusiones
a los detalles que llenan
de sonrisas el día.
No quiero valores ausentes
ni amores ausentes,
ni ausentes ternuras
ni quiero abrazos con grietas
ni quiero besos sin sabor
Tanta tecnología
tanto avanzar
Y sin darnos cuenta
estamos creando
grandes agujeros negros
en los corazones.
Las personas,
los sentimientos
y la realidad.
No son juegos de City Ville.
estamos vulgarizando el corazón.
La ilusión se va,
si no la alimentas.
Las caricias se mueren
si no se cuidan
Y los besos se pierden
si no se sienten.

A %d blogueros les gusta esto: