Moviendo ficha

Uniendo orillas
Donde el entendimiento se encuentra
en la hedría de la vida.
Como la lágrima encuentra la sonrisa
Y la noche se hace día.
Todos somos piezas,
de un gran tablero de ajedrez
La vida mueve la ficha final
reina a lomos del caballo
y nos tiene siempre en jake.
En la travesía siempre incierta
de los caminos que decidimos cruzar.
Sin libro de instruciones
y a puro riesgo.
Pero vivir,
no existir.
Que no hay cosa peor,
para la factura del tiempo,
que perderlo!.
Carece de efecto retroactivo.
Y acumular lastres,
sólo sirve para varar la vida.
Vivir el momento
y dar vida a los sueños que podamos.
Con los sentidos alerta
y los miedos dormidos.
Y la vida, que es un amante incierto
se encargará de mostrarnos
las gramáticas ocultas
y a veces sin rima,
de todos y cada uno de los momentos
que en el camino de los días hayaremos.
Ritmo , cadencia , latido ,
sentimientos , deseos , ternura…
Y también veneno.
dentelladas que también hallamos
en este caminar del tiempo.
Y aún así, seguir …
Plantando simiente
vertebrando ilusiones
y conjugando proyectos.
Que en el ajedrez de la vida
la mejor jugada
es la que se juega.
Que ni todos los blancos son blancos
ni todos los negros negros.
Y al final de la partida
tanto peones como reyes
terminamos en la misma caja.

A %d blogueros les gusta esto: