Reflexiones


Es como conducir , tienes que dominar tu el coche no el coche a ti. Intentarlo siempre, aún cuando el pavimento este en mal estado , porque el rodaje nos lo van a seguir cobrando igual y la vida no espera por nadie , ni se detiene al paso de ninguna señal. Somos nosotros los que nos vamos, mientras la vida sigue su camino.
Una no es perfecta y no puede controlar todo lo que le pasa, a veces los seres humanos nos equivocamos, hacemos cosas de las cuales nos arrepentimos, pero que al fin y al cabo nos sirven para aprender, por algo aquello de que los humanos somos los seres que tropezamos más veces sobre la misma piedra.
Lamentablemente, no tenemos un manual que nos enseñe a vivir la vida, que nos diga: No hagas eso porque no saldrá bien, o haz lo otro, porque todo va a salir bien.
La suerte, es un cara y cruz.
Mi vida ha cambiado mucho, de unos años para aquí y sobre todo he cambiado yo.
Me rompi varias veces en fragmentos chiquitos y aún no aprendo.
Y tengo que hacerlo, no toda la gente va de frente, se suele abusar de ser buena gente, de ser honesta.
No soporto ver sufrir a nadie, pero la realidad es, que soy demasiado ingenua, pero me estoy cansando de desilusionarme.
Una va aprendiendo de los errores, por ejemplo: Yo aprendí, que las amigas de verdad se cuentan con los dedos de una mano.
Que a veces, el mas confiable del mundo termina decepcionándote
Que no se puede poner la mano en el fuego por nadie, porque te quemas.
No puedes hacer que nadie te ame, sino dejarte amar, lo físico atrae, pero la personalidad enamora, y quien no valore lo que tiene, algún día se lamentará de haberlo perdido…
A veces, el que menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias.
Cuando no te valoran, no te merecen.
Que hay que alejarse de quien te tiene como opción y no como prioridad.
Que el amor te lo deben demostrar, porque las palabras hermosas sin hechos que las respalden son como las flores con color , pero sin aroma.
Cuando se ama a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu esencia y hasta rogar…
Aunque duela, lo más sano es retirarse.
Y no tanto porque las cosas se tornen difíciles, sino porque si no nos valoran, no vale la pena el esfuerzo, quien no sea capaz de dar lo mismo que yo, quien no pueda establecer el mismo compromiso, la misma entrega…. simplemente NO ME MERECE
PD…Estoy aprendiendo a marchas forzadas a eliminar aquellas cosas o personas que no suman a mi vida, no quiero tener nadie que me reste, no hay prioridad para quien me trate como opción.TODO PASA!!

A %d blogueros les gusta esto: