Como han pasado los años!!

F
Como han pasado los años…:)
Como ha cambiado la vida!!
Estos días festivos, han sido días de reencuentros…
He revivido recuerdos, a través de amig@s de infancia, a los que he reencontrado al cabo de los años y de tanto tiempo sin sabernos.
Y nada más vernos, entre abrazos y sonrisas nos decimos mirándonos hacia dentro…
Como han pasado los años!! Mare 🙂
Cuanto que contar de la hoja de ruta individual de cada un@.
La Pascua y la vida nos a vuelto a juntar al cabo de los años y nos afloran las palabras como si hubiésemos dejado ayer mismo la conversación a medio terminar .
A pesar del tiempo y los años que la vida nos han interrumpido el contacto.
Estos días y gracias a las casualidades, esa misma vida y sus circunstancias que un día nos separo, nos ha vuelto a reunir, más cargados de arrugas, de canas, de cicatrices, de recuerdos …
Pero con las mismas sonrisas, lágrimas y ternuras pequeñas pero infinitas de siempre,dibujamos de nuevo el sentimiento de felicidad, relatos de alegrías y tristezas que la vida nos ha dado, escuchar y ser escuchado, apoyar sin esperar algo a cambio, querer y ser querido y sobre todo confianza y entendimiento, que la amistad y su generosidad da.
El sabernos,el tocarnos, el mirarnos sin distancias con la verdad que sólo la amistad solida regala y que traspasa impases sin hipocresías a través de lo sencillo y natural…A través, de lo auténtico!
Ya estamos en nuestros años medianos, que aún no mayores! 😉
Algun@s, llevamos alma y corazón, cosidos de pespuntes muy diversos
Suturados de heridas y cosidos por derecho y por reverso.
Que los hilos de los sentimientos,son de diferentes texturas, hay hilos frágiles, de mal agarre y fácil fractura, que contaminan otros hilos y esos son los que no, conviene atesorar, puesto que no hay hilo que cosa lo que no tiene arreglo, ni mucho menos calidad.
Somos de una generación sacrificada, pero de buena añada.
No pretendemos hacernos pasar por jovencitas y menos revivir años jóvenes con jovencitos, porque nosotras para sentirnos jóvenes, no necesitamos de un adorno de treinta y tantos cogido del brazo.
Nos gusta pisar seguro, no vivimos de ilusiones y valoramos los años, las canas, las décadas, las complicidades, las atenciones, los cuidados, la ternura, la esencia del poso que los años de compartir vida dejan y que tantas veces hoy en día, los inmadur@s pisotean, en pos del arca de sus años más jóvenes, en busca de las tres B.
Por eso adoro a mis amigos maduros que conservan a sus parejas y enamoran a sus mujeres todos los días, que esos si son hombres de una pieza, no caballitos de mar, en pos de campanillas que tintinean al toque de sus antojos diarios.
Cuantas historias, cuantas anécdotas , cuantas fracturas , cuanta estupidez.
Hoy en día, se menosprecia la percepción de las cosas y es bastante frecuente , cambiar sentimientos por banalidad.
Claro que eso de los “sentimientos” son también de los baratos, de los que enseguida quitan la mancha a base de otras manchas y así andan siempre, llenos de lamparones :)))
YES
Nos lo hemos pasado genial, chic@s, aquí dejo constancia de todas aunque resumidas , las historias de tantas vidas truncadas…
Os deseo , que los cambios de la vida sigan progresando felices y a pesar de algunos hilos de mal agarre, sujetéis bien las riendas y cuidéis vuestras historias y vuestra felicidad sin influencias ni espejismos, que ya sabéis que vivimos tiempos de mares revueltos y sirenas imaginarias :)))
Lo tangible es lo importante y lo imaginario es, las más de las veces, pompas de jabón, que estallan a la primera brisa.
Abrazos y besos a borbotones :))
Os quiero!!
Ser felices
Y querid@s mi@s, me despido hoy con el gran Borges…Y que la vida nos siga enseñando a aprender 😉
R

APRENDIENDO!!
“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.
Y uno aprende que el AMOR no significa acostarse.
Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas.
Y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.
Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes
y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado,
hasta el calor del Sol puede quemar.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende … Y así cada día.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.
Con el tiempo te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon.
Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido.
COFEE

A %d blogueros les gusta esto: