Para mis amig@s de 60.


los  60
A mis amig@s que han cumplido sesenta hermos@s años con todo el cariño de los años y la amistad que nos une.
Vosotr@s habéis echado fuera del idioma la palabra “sexagenario”, porque sencillamente no esta en vuestros planes el hecho de envejecer.
Os sentís bien, plenos y rebosantes de proyectos que llevar a cabo, muchas ilusiones por cumplir y que se os cumplan y todas las ganas y empeño en que así sea.
Much@s todavía en activo y sin prisa por jubilarse.
Otros en cambio, con ganas de hacerlo para disfrutar que ya es tiempo de retirarse para hacer lo que quieran.
Como los que ya lo han hecho, hace unos años, y ahora disfrutan de las ventajas de vivir sin horarios marcados, ir donde les plazca, hacer lo que han soñado dentro de las medidas que sus posibilidades les permitan y disfrutar el tramo que les quede por vivir.
Ya que estáis más sosegados por la vida, pero con todas las ganas de vivirla hasta la última gota y confortablemente a poder ser.
Aunque tengáis que cuidar nietos de vez en cuando y ejercer de orgullos@s abuel@s.
Formáis mi universo de personas saludables, curiosas , activas, hemos sobrevivido a la borrachera de la juventud y sus locuras, tenemos vivencias en común, y nos encanta recordarlas de vez en cuando…
Ainsss, esas nuestras morriñas… 🙂
Nos casamos, tuvimos hijos y nos separo la vida y ahora la vida nos ha vuelto a juntar.
Un@s nos fuimos lejos al igual que algun@s y la amistad se convirtió por unas décadas en ” S.A.” de nuestras voluntades.
Y la vida y sus voluntades, quien nos lo iba a decir, después de tantos años, nos ha reunido de nuevo.
Reconocemos que no siempre fue un asunto fácil y todavía nos cuestan algunas cosas. Pero compartidas, son más llevaderas.
Estrechando, recuerdos de cuando eramos tan jóvenes! Que lo fuimos!
Recordando olvidos …
Tiempo de vivir sabiendo que todo lo grande es fruto de un esfuerzo continuado, que siempre cuesta y necesita tiempo.
Paciencia con nosotros mism@s, decisiva para nuestra propia maduración, y paciencia con todos (sobre todo, con los tenemos más cerca).
Pero algunas cosas ya pueden darse por sabidas, no somos personas, detenidas en el tiempo.
Quien nos iba a decir a nosotros que aprenderíamos a manejar la tecnología?
Ya se, ya se, que no tod@s sois partidarios, pero no os queda más remedio si queréis hablar con los hijos, con los amig@s y familia que no veis a diario,
porque es más cómodo y barato hacerlo por Skype, o videoconferencia.
Amén de los whatsapps!! Que mira que sois “Jartibles” :)))
Además de que es imposible ver esas letritas sin gafas , las teclas son un pulso a la paciencia, donde se ponga una llamada de las de toda la vida , que se quite el teclado whatsapero 🙂
Pero así vamos sorteando las distancias como podemos, ya que no podemos tenerlos a todos cerca.
Por lo general estamos satisfech@s y si no lo estamos y no nos conformamos procuramos cambiarlo, que ya tenemos callo y venimos de vuelta de muchas cosas y preferimos un ratito de felicidad a un mes de calvario.
Ya queremos que nos sumen , no que nos resten.
No estamos en retirada de nada. La vida continua y continua con alegría e ilusiones nuevas.
Se vive de otra forma, se cultiva lo importante…
Hemos aprendido y sabemos diferenciar lo secundario de lo prioritario de la vida.
Y nosotras ya no soñamos con tener “la figura tuneada de una vedete”. En lugar de eso, valoramos más y sabemos de la importancia de una mirada cómplice, de una frase inteligente o de una sonrisa iluminada por la experiencia.
Sabemos de ternuras…
Hoy, mis amig@s de 60, está estrenando una edad que todavía novata y recién estrenada, acaba de echar a andar.
Y aparte de que estáis muy guap@s todavía, os sienta divinamente. 😉
Las edades, también tienen su parte buena, saber aceptarla lo primero para disfrutarla y dejar atrás los apretados corsés, que otras edades nos impusieron.
Más ahora vuestra edad ya no es lo que fue en otros siglos.
Hoy, ya sólo sois los chicos-as de sesenta, plenos física e intelectualmente, con todos los bagajes y recuerdos de la juventud, pero sin nostalgias, libres.
Porque la juventud también está llena de caídas y decepciones y absurdos cliches.
Otra etapa, otro ciclo.
La gente de 60 de hoy, celebra el sol cada mañana y sonríe.
Quizás, por alguna razón secreta que sólo saben y sabrán los de sesenta en el siglo XXI. 😉
Guardarme el secreto , para pasármelo cuando llegue, que ya no me queda mucho, para unirme al club :))
FELICIDADES!! Hermos@s!!
Os quiero!!Ayer, hoy y siempre…
lindas
smil

A %d blogueros les gusta esto: