Noite de lua chea

b
090
Y transcurre agosto.
Raro e inestable verano este que nos visita, porque nos visita a ratos.
Aunque la temperatura es bochornosa y no hace frío, es un verano bastante atípico.
Un día nos sorprende con lluvia y otro con un calor cargado de humedad ambiente que se hace insoportable .
El tiempo parece mimetizado con la política, que patina demasiado y no esta a lo que debiera.
Pues esos mismos síntomas , sufre el tiempo :)))
Leí una vez, que para los celtas , los años son como liebres y toman la figura de estas, cuando las contempla un humano.
Por eso los años corren tanto, son liebres veloces 🙂 Que cosas no?
Dichos y leyendas siempre tienen su algo de razón…
Los años se van rápido, no se sabe quien devora más si el hombre al tiempo o el tiempo al hombre… Yo lo tengo claro y vosotros ? :))
Y a pesar de todo lo vivido y lo que nos queda por vivir, todo se reduce a intentar vivir lo más felices posible , aunque se nos haya pasado algún sueño sin cumplir, seguiremos soñando y mejor despiertos que dormidos, por aquello de que no es bueno olvidarlos, para intentar cumplirlos.
Conectados a la magia y rincones de nuestra esencia, de nuestra alma.
De vez en cuando, es bueno acudir a ese rincón , dejarnos mecer por el ronroneo seductor de los atesorados sueños y desconectar , no esta mal de vez en cuando escucharnos, sin prisas, sin ruidos, sin desidias.
Centrar el chip y desconectar.
Solo es cuestión de saborear instantes, mirar y ver , que cada día es diferente, que los instantes se evaporan rápido y no vuelven.
Nuestro universo cambia y nada impide que los cimientos se muevan.
El cambio es vida.
A veces fluir a su ritmo resulta complicado, si lo sabre yo…
Cuesta entender que todo esconde una pequeña razón, que nos lleva a entender el motivo de la situación pero a veces “demasiadas” no las vemos al primer impulso, ni al segundo, ni al …Sino que nos tenemos que dar de narices con el asunto en cuestión.
Estamos vivos para cerrar los ojos y dejarnos llevar o para detener el torrente que nos moja hasta las entrañas.
Vivos para decir si o no.
Vivos para ser fieles a un@ mism@,a esa honestidad profunda que todos poseemos y que no podemos defraudar, porque nos fallaríamos a nosotros mismos.
A pesar de que a veces nos agotemos y nos de pánico tropezar de nuevo, eso satura hasta lo indecible y más allá!
Pero así se nos muestra la vida, desde que se nos fue la inocencia, todo es tropezar y volver a levantarse , hasta que finalice el trayecto.
En fin hermos@s!
Que es noche de luna y yo ando a vueltas con las saudades de buen tiempo. 😉
Os deseo una feliz noche, que esta la luna redondita y llena.
Ser felices!!
Muackss
ss
sopla

A %d blogueros les gusta esto: