Viernes noche.

drea,s
Anochece …
Hace muchas horas ya que amaneció el día y
como tantas mañanas madrugué y el aire olía a otoño, muy otoño ya.
Que distinto al olor de la primavera que huele a ofrenda,a promesa, a posibilidad, a fantasía, a mar, a sol y a brotes nuevos.
Al contrario del otoño, que es más contundente y parco, rebosante de caducidades, para prepararse en letargo.
Ciclos de vida necesarios para disfrutar de la esencia en todo su esplendor.
Pequeñas cosas del día a día, donde lo verdaderamente esencial, cabe en un bolsillo. Excepto los recuerdos, que se incrustan , y por más que los expulses forman parte del camino andado.
Hoy el mundo es otoño y yo estoy en el…
Y llueve, pero no hace frío todavía, aunque ya nos han puesto a tope las calefacciones.
Gotas de lluvia que al caer…
Y ahora una reflexión…
Enseñaras a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñaras a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñaras a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo, en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado.

Ser felices!
r

A %d blogueros les gusta esto: