Mi casa!! :)

aguila
D
Si un día me preguntasen, que película, te gustaría vivir? Esa sería: Memorias de África. Emularía a Karen Blixen ( Meryl Sreep, en la película)con todos sus pros y contras.
Y comenzaría diciendo: Yo tengo un espacio en medio de la nada Internautica, a donde me asomo de vez en cuando, saludo y comparto mis historias, mis momentos y conecto y empatizo con gente entrañable y hermosa a la que nos unió , las diversas y particulares circunstancias de cada un@, que nos hicieron llegar hasta aquí y que nos ayudaron a sobrellevar otros tiempos, ya pasados.
Gracias, infinitas gracias, por acompañarme todos estos años amig@s.
Otra casa, de las casas de mi vida.
Esta en nube de redes,en la que halle, personas entrañables y que me dejaron entrar en su casa de nubes Internauticas, y que desde entonces (hace unos años ya) nos hemos cogido apego y cariño.
Eso, de con la casa a cuestas y empezar de nuevo, lo he hecho varias veces, aunque en el mismo Continente 🙂 no como karen , de un extremo frío, al otro confín del MUNDO, donde nada se parecía al mundo particular, que ella conocía.
Que no me hubiese importado si se hubiesen dado las circunstancias en mi juventud, trasladarme a Kenia y montar mi granja de café y tomar el té con el jefe de los Masáis :))
Ainssss!!
Las casas de nuestras vidas!!
Yo, me he mudado diez veces, la casa es un habitat que tu haces día a día, da igual donde se halle, ni el tiempo que permanezcas.
EL hogar, nuestro hogar, es el enclave al que entramos con familiaridad, llave en mano; aquel en el que sabemos encender la luz a la primera sin vacilar y a oscuras; aquel en el que encuentras lo que pierdes, el lugar donde tienes esa cazuela para guisos especiales.
Tu mantita pa taparte de los fríos, arrebujada en el sillón, en los días de frío, tomando un chocolate calentito y algo pa picar y viendo una buena película o leyendo un buen libro.
El hogar, donde se ubica nuestro rincón preferido, donde guardamos las manías de la vista de la gente, el lugar que nos cobija cada día y que hacemos nuestro y que se imprime de nosotros, como si de un sello se tratase.
Hay personas, que a lo largo de su vida, como mucho han cambiado dos veces de casa.
En el camino de mi vida, sumo diez casas diferentes y algunas muy equidistantes unas de otras.
Sin contar, la de la nube 😉
Y me he dado cuenta, que no importa donde se ubique, puesto que lo más importante esta dentro de ti, a pesar de los kilómetros y las distancias, nuestras casas no son un sitio físico, somos nosotros.
Y en todos lados, nos hacemos con mantitas, con cazuelas de guisos especiales y de rincones preferidos, a pesar de que el hogar no sea definitivo, lo que importa es: “El mientras tanto”
Que cual fue mi preferida? Tres, y no por lo bonitas, sino por el enclave y las tres equidistantes en geografías.
Una en el Mediterráneo, desde mi ventana me asomaba a él y lo saludaba cada día, me paseaba por su orilla y me llenaba la vista de azules llenos de esa maravillosa luz.
Veía a los lugareños llegar con sus hijos al ocaso de pescar en sus barquitas.
Sus terrazas a pie de puerto henchidas de sol , repletas de cuevas.
Y por las mañanas en la panadería de una calle más abajo, me compraba unas deliciosas ensaimadas, que sabían a gloria, si la gloria tuviese sabor!! Sabría a ensaimada 🙂
Hummm…. Era lo único, que me toleraba el estomago, por aquel entonces.
Esperaba a mi segundo hijo, que no nació en el mediterráneo como el noi, pero se paseo conmigo ocho de sus nueves meses de gestación por sus orillas. Hermosos tiempos aquellos.
La segunda, en Cádiz. no por la casa en si, sino por la maravillosa gente que allí conocí y los momentos increíbles que viví.
Allí, hace años que vive mi hijo mayor actualmente y mi nuera que es Gaditana.
Os cuento un secreto? Venir, venir…Me hubiese quedado en el sur de por vida y subir a mi Tierra a pasar los veranos, porque no hace tanta calor y se puede dormir sin aire acondicionado . 🙂
Ainsss, pero la vida, es puñetera, y tiene sus movidas y sus pataletas, por decirlo finamente.
La tercera en Galicia, mi Tierra, un lugar cerca de la playa, rodeada de naturaleza, donde se pasean las ardillas y donde me deleito en verano , haciendo alguna de las barbacoas y disfrutando de mi gente.
Donde el agua, no es de traída, sino de manantial, donde sólo huele a campo, a pinos, a eucaliptos , a loureiro, a flores y el olor de la leña y las piñas, para el asado 🙂
Un reposo tranquilo, un lugar, donde desconecto y desde donde sólo ves verde ( Naturaleza) y los únicos ruidos son los de los pájaros, perros y segadoras que siegan el campo de vez en cuando.
Y desde donde me llego hasta el mar y me extasió de su majestuosidad, me deleito con su sonido , juego con sus olas y recorro sus orillas recogiendo piedritas y caracolas.
Y admiro sentada en la arena, o desde lo alto de la dunas, a los valientes surfistas sus olas escalar , es un maravilloso espectáculo.
Pero aún no me hallo en la definitiva 🙂
Lo se, lo siento.
Aún, no!! 🙂
Mientras tanto aquí sigo, resbalando por el tobogán del invierno que voy a toda pastilla , haber si lo aburro y se va con el viento y sus aires a otra parte. 😉
Ainssss ¡Tengo ganas de verte de nuevo, primavera! Vestida de luz e iluminada de colores.
Habéis visto, que poco me dura a mi, las ganitas de invierno, es que aburre y aburre y aburre, y eso, que no le paga “Duracell” :)))
Que disfrutéis de un maravilloso tiempo de fin de semana, eso si, abrigaros que hace pelete y las gripes y los catarros están con sus huestes preparadas para atacarnos si nos despistamos, los abrigos 🙂
Muackssss y abrazos de talla única y no admito devoluciones :)))
Ser golosamente felices!!
IMG_3543

A %d blogueros les gusta esto: