Si amanece y ves…

sueños

Saboreando verano.

Saboreando verano.

Hermosos e inteligentes delfines, que alegran las aguas estivales.

Hermosos e inteligentes delfines, que alegran las aguas estivales.

Amanece, con las rutinas de cada mañana, poner en marcha el café, mientras me ducho, desayuno, me arreglo, me visto.
Para luego salir a tomarle el pulso al día , que el sol ya hace rato que se ha puesto. Vestido de grana y oro, brillante por todo lo alto, con sus mejores galas; las veraniegas, las que en verano se esperan.
El sol, la intensidad de su luz, genera emociones que nos sientan bien, las esperanzas brillan y resucitan con cada amanecida.
No es casual, que el buen tiempo nos parezca y lo veamos mucho más seductor, puesto que nos hace liberarnos de capas, nos hace danzar libres y nos destapa los abrigos del invierno.
Tiempo de merecidas vacaciones, tiempo de: “Il dolce far niente”, el dulce placer de no hacer nada 🙂
Que maravilla, aunque nunca he sabido lo que es eso, tampoco sabre si sabría, estar tanto tiempo sin hacer nada… 🙂
Pero no me importaría probar 🙂 . Sólo por curiosidad,aunque casi mejor no saberlo, que mira que si me acostumbro y luego despierto a la realidad :)))
Pero a quien no le gustaría, jugar al juego de no hacer nada ?
Tiempo de cambiar el chip y darnos la instrucción y el permiso de ir despacio, saboreando los momentos, que las calores requieren de otros ritmos.
Saboreando agua y sal, tiempo de verano 🙂
Tiempo ideal para la memoria episódica, esa memoria encargada de guardar las cosas que hemos vivido, momentos, instantes, episodios.
Que en nuestro memoria olfativa, cada uno de ellos tiene su olor, huele a ese instante mágico, a esa persona especial, a ese verano importante en nuestra memoria.
Recuerdos que a veces se despiertan, y regresan , con una frase, un perfume, un paisaje, un momento de memoria 🙂
Parece magia, algo que no está… ¡aparece! Este es el maravilloso mundo de los sentidos.
Y el olfato está directamente relacionado con el deseo y la pasión, es el sentido erótico más primario, está ligado a las emociones y a la memoria.
Y el verano, es una estación, como pocas, para que todos nuestros sentidos, estén a flor de piel y en pleno rendimiento, sin estrés diario y con el relax vacacional, es más fácil, relajarse y disfrutar de lo bonito de vivir y sentirnos viv@s!!
Felice tempo di Dolce far niente a tutti!! 🙂
Ser felices y feliz tiempo de verano.
Muacksss de olas saladas.
PD: El Mundo esta repleto de satisfacciones afines para elegir.

A %d blogueros les gusta esto: