Inevitable ausencia.

sip

Buenas noches amig@s.
Tenéis que disculpar mis ausencias, mi madre requiere de mis cuidados y la mayor parte de mi tiempo en estos momentos.
La vida y su caducidad, se cobra duras cuotas, que resultan dolorosas de observar, todavía más si eso le ocurre a las personas que queremos.
Por eso, ahora que ha llegado el momento, duele especialmente una despedida sin posibilidad de retorno.
Nunca “Adiós” sino “hasta luego”
Y porque no me gusta compartir tristezas, que ya bastantes abundan en estos tiempos de todo tipo, me refugio en el silencio del proceso de la despedida en el que me hallo inmersa.
Como podéis suponer no es mi mejor momento, creo que hasta mis letras lo perciben, les falta el ánimo y la ayuda de los duendes, del que antaño hacían gala.
La verdad, es que me cuesta un mundo escribir últimamente, pero espero no me lo toméis como desagradecimiento.
Valoro mucho vuestra amistad.
Sé que no todo el mundo tiene la suerte de conocer a personas excelentes y siempre os he dicho que me siento afortunada de contar, con vuestra amistad.
Siento orgullo por la amistad que logramos mantener, a pesar de los años y sus múltiples vaivenes.
Mantener las amistades es uno de los éxitos más grandes de la vida, porque la amistad se encuentra entre las únicas cosas que vale la pena mantener y conservar, porque a medida que maduramos nos damos cuenta de que lo material, no puede llenar todos los huecos que hay en nuestras vidas.
Los quiero a todos y cada uno, por lo que son y por lo que me han brindado.
Gracias infinitas!! Por vuestro cariño y no olvidaros de esta vuestra amiga a pesar de las ausencias.
Que soñéis bonito, besos y abrazos de alma y amistad.
A casi nada de los turrones, os deseo una vida FOREVER HAPPY!
Ser felices!!

5

A %d blogueros les gusta esto: