Políticos, la mayoría sin vocación social, ni empatía por el pueblo, al que se supone están para servir y mirar por los intereses comunes de TODOS!

id=”attachment_8441″ width=”650″]leones-congreso-diputados Leones, guardianes de la cueva.
Abracadabra!!

¿Que puede pensarse de un Mariano Rajoy al que los españoles votan porque quizás sea, es el menos malo de los que se postulan y que es culpable reconocido de carencias y errores tan garrafales como incumplir sus promesas electorales, convivir con la corrupción y negarse, de manera tozuda, a regenerar la podrida vida política del país y a disminuir el tamaño de un Estado que la misma Bruselas considera demasiado grande, insostenible y preñado de políticos innecesarios y parásitos cobrando del Estado?
España protagonizó un salto altamente publicitado desde la dictadura a la democracia, con el beneplácito del mundo occidental, especialmente de Estados Unidos y Alemania Federal, pero aquella Transición, con el tiempo y la distancia, ha quedado desnuda y desmitificada al comprobarse que en lugar de una democracia auténtica de hombres y mujeres libres lo que produjo fue una dictadura de partidos políticos sin controles suficientes, abierta a la corrupción, al abuso y a otros muchos males, plenamente visibles en la epidermis del país.
Cuatro décadas después del hundimiento del Franquismo y de la entronización de la falsa democracia, España es uno de los países más endeudados de Europa, el más desvertebrado y desestructurado, con algunas regiones reclamando la independencia, el que más impuestos cobra a sus ciudadanos, proporcionalmente, el que tiene más políticos viviendo a costa del Estado, uno de los más corruptos del mundo, el que tiene más deteriorada la relación entre ciudadanos y clase política, el que más privilegios otorga a sus políticos y el que posee una democracia más deteriorada, sin separación de poderes, sin una ley igual para todos, sin una sociedad civil organizada, con la mayoría de los medios sometidos a los poderes y con partidos políticos descontrolados, que se comportan más como mafias de poder que como servidores del bien común.
Toda esa “cosecha” de fracasos y errores garrafales no ha provocado ni siquiera un grito de “perdón” o un propósito firme de regeneración por parte de la clase política, que acumula cada día más poder, que se ha atrincherado en el Estado con propósito de vender cara su piel y que, de manera irresponsable, ahonda en la mentira, la corrupción y el abuso, mientras agranda cada vez más el foso que le separa de una ciudadanía cada vez mas insatisfecha, desilusionada e indignada con su clase dirigente.
El panorama pinta feo, es una vergüenza y una tomadura de pelo, por parte de esta clase política,sindicatos incluidos, que se autosatisfacen, sin control, incrementándose suculentos sueldos, mientras a los trabajadores, les suben un 2% ellos se suben sin control. Injusto , no les parece?
Porque tantas prestaciones, cotizaciones aseguradas con tan solo cuatro años en el cargo, mientras el resto, para una pensión medianamente decente, tiene que trabajar 35 años.
¿Si los políticos no ganaran los sueldos de lujo que nuestra sacrificada economía suele pagarles, si no tuvieran las espléndidas prestaciones que ellos mismos se otorgan, habría tantos aspirantes a ocupar cargos de elección popular o de designación como los hay? Va ser que no.

http://www.sueldospublicos.com/

http://www.expansion.com/2010/02/24/funcion-publica/1267001755.html%5Bcaption

A %d blogueros les gusta esto: