Tarde de playa.

Si, tardecita de playa, una más de tantas otras, aunque fuimos un poco a la aventura porque el día en el pueblo , no pintaba playero, pero ¡Oh, Sorpresa!
Cuando llegamos hacía un esplendido día de sol y la playa como siempre increíble, muchos surfistas estos días, en diferentes puntos de la playa, a un grupo de ellos , les estaban haciendo un reportaje fotogràfico remontando las olas.
Hermosos cuerpos los de estos chicos.
Nada mejor que disfrutar de estos momentos, los necesito màs que nunca!
El sol, la playa, los amig@s, la familia. Las fotografías, las risas, los momentos espontáneos.
Hay muchas cosas en la vida que son inconstantes y no permanecen, pero nada ni nadie nos podrá arrebatar el recuerdo de un día lleno de historias que contar.
Todos los días, son diferentes con el buen tiempo, con sus diferentes momentos ¡Procuro vivirlos todos!
Vivimos las diferentes etapas de la vida, que no se detiene. Hay que vivirlas todas, hasta las que no nos gustan, también esas.
No se cuanto me quedarà de esa linea de tiempo, pero puedo prometer y prometo, aprovecharla todo lo posible.
No hay nada mas hermoso que compartir una risa, una palabra, un abrazo y hasta un momento con alguien a quien verdaderamente quieres.
Tengo buenos recuerdos, que llevarme , y espero seguir acumulando màs, tengo buenos amigos, aunque debo reconocer, que mis mejores amigos son hombres.
Me llevo genial con ellos, y admiro su franqueza, su generosidad, sus cuidados, se preocupan màs que las amigas. Y saben escuchar y lo siento chicas, pero son màs sinceros.
A veces les pregunto, porque me cuidan tanto, sino creo merecer tanto.
Ni os cuento, como me suben el Ego, me da vergüenza .
Me siento afortunada, por tenerles en mi vida, muy afortunada!
Un amigo mío, me dijo que disfrute de las pequeñas cosas, que son las màs importantes. Lo se, lo se, lo tengo claro.
Otra de las cosas, que siempre me dicen , que nunca deje de sonreír, a pesar de que a veces las sonrisas, lleven làgrimas escondidas, pero ellos dicen que verme sonreir me queda divino. 😉
La verdad es que disfruto de cada cosa que hago, sea simple o especial, pero hay algunas muy sencillas o cotidianas que desde siempre me hacen ser feliz o por lo menos estar contenta. Imagino que tod@s tenemos de esas.
Pero hoy, me gustaría compartiros algunas de esas cosas, que me hacen feliz.
Algunos olores que me recuerdan a mi infancia, en esto coincido con mi amigo Lluis, un día escribió que la nariz tiene memoria y sin duda, es tal cual!
Esos olores de mi infancia son: El olor a cascarilla de la casa de mi abuela, la chimenea chisporroteando, el café de pota,que le hacía a mi abuelo, y que le gustaba tanto, el olor a heno de pravia, el azahar, y la dama de noche de los veranos en el sur, cuando viajabamos a casa de mi tía, en Sevilla, los cines al aire libre con mis primos.
Aquellos cucuruchos de churros, para desayunar.
El olor del pan, recién hecho.
El olor de los guisos de mi abuela.
El olor de las telas, del taller de costura de mi madre.
Las sabanas limpias.
Los olores de mi barrio…
La carbonerìa, la lechera, que traìa aquella leche de antes, que hacìa una nata de tres pisos 🙂 Que mi madre apartaba, para hacer tortas de nata y muchas meriendas.
Y ademàs, gustos y olores, estos de ahora:
Madrugar, levantarme temprano, impregnar la casa del olor a café, cuando aun esta todo en calma y desayunar, con la tranquilidad de saber que tengo todo el día por delante.
Escuchar esa canción que me encanta ya sea en el coche, en casa, o en el IPad, mientras doy una caminata, por el campo o playa y ponerle ritmito y sonrisa al paseo.
También un buen libro esperando en casa que me tenga completamente enganchada.
El perfume de mi pareja. (Èl, ya no está)
Un día de sol, después de muchos nublados.
Observar todo lo que me rodea y disfrutarlo a tope, los arboles, el cielo alguna nube perdida que hace dibujos que inspiran.
El mar, dejar que las olas, me besen los pies, cuando paseo por su orilla, tocar la arena calentita de la playa, sentir el calor del sol, sentarme por la noche en la duna a mirar las estrellas, ver atardecer.
Las risas de mis hijos, verlos felices, porque me hace feliz a mí.
Leer una frase que anoté años atrás, y que descubrí, buscando otra cosa y sorprenderme y hacerla historia.
Venga vale…¡ir de compras! También, aunque me agota.
Las cenas distendidas al aire libre en verano, con los amig@s.
El chocolate negro.
La ternura.”Que me desarma”
Darle un abrazo a alguien a quien quiero.
Recordar momentos…
¿Y a vosotr@s qué os hace feliz?
¡Un beso grande! Que soñéis bonito!
Buenas noches.
PD: Y me dieron las diez, y las once, las doce y la una, y las dos…:))
Sweet Dreams for everyone!

https://youtu.be/Lv3v4v5AhAw

A %d blogueros les gusta esto: