Estación verano.

Para mí el verano no es una estación.
Es un estado mental que me permite reconciliarse con el modo de vida y, sobre todo, con la forma de ser.
El verano me da todos los permisos, no me pone hora, acaricia mis ganas de sentir y me abraza las ganas de luz, de vida, de mar, de salir, de disfrutar, de…de… de…
Me agranda los ojos y me sopla sobre las pestañas; me destapa de capas, dora mi piel y arropa mis destemples vitales con abrazos de limpio sol.
El verano es casi creerme que vuelvo a ser yo, después del letargo invernal, de los días grises, del frío, de los resfriados, que siempre me pillo alguno.
Mi verano es una voz dulce que me pregunta: ¿Qué te apetece hacer?
Pero mi verano, es también: La lectura, las series, cuando como hoy, el día esta fresco y bastante ventoso, además de que ando algo resfriada, estos cambios bruscos de tiempo, me bajan las defensas, además de que mi hijo y nuera, se han marchado de vacaciones al sur, a casa de mi otro hijo, y me ha entrado una morriña de ausencias y de sur!!
Que me puso muy triste ayer denoche, menos mal, que una amiga, se dió cuenta, y me llamo y estuvimos charlando un buen rato por teléfono, cuando colgue, me había pasado, la tristeza…
Y hoy como anda el día revuelto, después de bajar a tomar un café en la mañana, decidí, dedicarme a descansar, y aprovechar el tiempo de lectura, que en verano, me cuesta más, porque salgo más.
La tele,, me aburre bastante y ahora mismo, es patético, el papelón de los periodistas en la mayoría de las cadenas, todo son parabienes, para el que nadie voto y nos preside en la Moncloa. Que mal esta el periodismo televisivo, demasiados pelotas y poca neutralidad… VOMITIVO!!
Regresaré a la radio.
El cine en verano, no me gusta demasiado, eso de encerrarme no me apetece, con tiempecito bueno, con el frío, ya no te digo que No!
Las series son mi asignatura pendiente…
Hay un montón pero me suelo limitar a mirarlas de reojo mientras pienso “Las veré en el invierno, que es muy largo y da pa mucho”
Pero si he visto una en HBO “El cuento de la criada”
“El cuento de la criada” es puro terror.
Muestran un mundo en el que, en el marco de la dictadura puritana que domina la República de Gilead, son suprimidos todos los derechos de las mujeres. Pierden hasta sus nombres. Su único valor (y bastante relativo) reside en la capacidad que tengan de ofrecer niños y niñas sanos a parejas estériles. Cuando digo ofrecer es justo eso. La mujeres potencialmente fértiles (porque han debido tener previamente al menos un hijo) son acogidas en casas de las familias de mayor estatus para que el cabeza de familia las monte y las preñe. Una vez parido el bebé es entregado a la señora de la casa para ser criado como hijo o hija legítimo. Las mujeres que tras tres intentos no son fecundadas, son rechazadas y degradadas a la categoria de “no-mujer”. Lo peor. O casi lo peor. Hay otras castas de mujeres con sus respectivos uniformes y cometidos perfectamente definidos, sometidas a una violencia estructural brutal. No destriparé más.
Os la recomiendo!
Margaret Atwood describe una sociedad patriarcal, esclavista, alienante -incluso para los propios varones-, que recupera mucho de lo peor de las sociedades que nos han precedido hasta lograr la nuestra que, con sus carencias y retos pendientes
Lo más inquietante a mi modo de ver, es que la protagonista es una mujer joven, que vivió nuestra sociedad tal como era antes de que todo el mundo quedara preso de una histeria colectiva por la supervivencia de la especie, el sometimiento de las mujeres como arma absoluta de control y la regulación represiva de todos los ámbitos de comportamiento social.
La protagonista va y viene del pasado reciente al presente y confronta los tiempos de tal forma que transmite una claustrofobia insoportable y el drama de una tragedia personal y social silenciada que busca rebelarse.
Sumergirme en historias como estas me hacen sentirme a salvo y agradecer la suerte y la oportunidad de vivir como vivo y dónde vivo. Pero también me hace renovar la consciencia de que hay otros pueblos, culturas y personas que viven bajo el yugo de múltiples violencias. TODAVÍA!
Quienes crean historias que suceden en entornos tan hostiles y asfixiantes como el de la criada del cuento beben de ahí, de esa realidad insoportable que se muestra cuando tenemos la valentía de asomarnos al mundo real y dejarnos tocar y conmover.
Terrible, que en el siglo XXI, todavía exista la esclavitud en muchos lugares del mundo, que muchas mujeres sean sometidas y no valoradas.
Terrible, que día si, otro también, algún energúmeno, mate a una mujer, porque el decidió que ni con él , ni con nadie.
Y este año ya van más de 20, a manos de sus parejas o familiares.
Mentalidad prehistórica, la de estos animales, que incluso algunos, matan a sus hijos, para dañar a sus madres, o el que decide, liquidar a toda la familia, incluido el perro, como el de Canarias
TERRIBLE!
Mi verano, además es compartir mis palabras, mi corazón contento y el dibujo expandido de una sonrisa.
Feliz noche de verano for everyone!! 😉
Disfrutar que la vida dura un ná de ná!

A %d blogueros les gusta esto: