Un hombre bueno.

Mi abuelo manuel.
Sabía que le quería tanto, pero a medida que me he ido haciendo mayor, su imagen reposada apoyada en la doble hoja del portón de entrada de la casa de mis abuelos, mirando haber por donde aparecíamos, al salir del colegio, se me viene a la mente a veces.
Esas veces en que necesito abrace mi fragilidad.
Mi abuelo, era un hombre bueno, sus ojos se vestían de humildad, su imagen de serenidad, sus palabras de paz y sus gestos de hogar.
Todo lo solucionaba con actitud, tesón y esfuerzo y el sabía de todo eso y de mucho más, no tuvo una vida fácil, estuvo en una guerra que no era la suya, allende los mares y más tarde, sufrió las restricciones de la suya, la Española, entre hermanos, que “algun@s” que ni la pasaron , ni la sufrieron, no son capaces de cerrar heridas.
“Las guerras entre hermanos, siempre son injustas por ambos lados, santos no hubó en ninguno de los dos bandos”( Demasiada hipocresía)
Pero no quiero desviarme del tema que hoy quiero compartiros, que me enredo… :))
Este hombre bueno, mi abuelo, mi querido abuelo Manuel, siempre pendiente de todos, hij@s y nietos, que no eran pocos ni unos, ni otros, y él y mi abuela, los que unían a tod@s. Era papa Oso, todos a su alrededor, así era como estaba feliz.
Serenidad al mando, comprensión y la fuerza de quien tiene lo más importante del mundo, su familia.
Su sitio a la cabeza de la mesa del comedor, los fines de semana, que era cita obligada comer en la casa de mis abuelos.
Èl , era serio, no participaba de afectos explícitos, ni los demandaba; era de presencia austera, discreto, silencioso, castellano…
Pero no se le escapaba una. Controlaba a todos los suyos, los protegía y los cuidaba por encima de todo; sin que se notara, sin alborotar, pareciendo en todo momento como que no. Seguramente su recuerdo se compone de los nuestros, lo cierto es que el abuelo, mi abuelo, era muy grande.
Y nunca se irá de mis recuerdos, esos que se tatúan en alma y piel y son para siempre.
Ùltimamente, ando nostálgica. Ainssss la vida!! Y sus Totum Revolutum 😉
Feliz domingo a tod@s, esta precioso, para disfrutarlo en la playita. Yo, pienso hacerlo.
Ser felices, que la vida, no dura para siempre…

A %d blogueros les gusta esto: