Tejiendo desvelo.

Otra noche de esas noches, que Morfeo, se va de parranda!
Y me deja desvelada y como no soporto perder el tiempo mirando al techo, y tampoco me apetece ponerme a leer ahora, porque me pican los ojos, debo de tener algo de conjuntivitis, la cual ya le estoy poniendo remedió.
A veces me pasa ( No tiene importancia)
Y aquí, hallome con mis cosillas, mis ires y venires de esto de tejer letras. 😉
Me sigue gustando desenvainar la yema de mis dedos y dejar que la lengua Cervantina, me ayude a mezclar en el tablero de las teclas, tal y como vienen las frases a mis dedos; a veces a trompicones, en bruto, sin limar, otras atropelladas, deseosas de liberarse 🙂 que de todo hay…
Ainsss ….
Tacho, agrego, releo, retacho sin contemplaciones lo que, decididamente, no va. Y le encajo la palabra que echaba en falta, en medio de otras dos. Y así, pole pole, como se calceta un jersey, anverso y reverso, una fila del derecho y otra del revés, componer el boceto y darle la forma, para que siente bien. Son modelos exclusivos, tantas formas , como puntos de calceta que los instantes dan.
Ovillos gruesos, delgados, de diversas formas y texturas, que luego hay que trabajar para dar forma a las historias, al transitar de los momentos, y como ahora para este “Momento desvelo” O lo que es lo mismo en “Punto suelto” porque mi sueño anda suelto y de parranda con el Morfeo, ya les vale!!
Un poquito de por favor! Las tantas de la madruga! Y yo, sin cerrar pestaña 🙂
Gracias a las letras, que se me apelotonan, por salir y los duendes animándolas…
Que les gusta una parranda, sale la mayúscula de primera, abriendo nota, le siguen las demás, los duendes aligeran, puntos, comas, exclamaciones , entre comillas; pendientes de faltas o errata alguna. Buenos son ellos, que son de los antiguos; sus colegas los modernos, se comen letras, son de otra “Ley de educación” Ahora ya no suspenden por faltas. :)))
Ahora premian :)) Las hay,catedralicias y bien pagas! Inconcebible! Si, nuestro castellano, está como los independentistas, con España, despotricado, maltratado, y tergiversado.
Y ellos, lo saben!!
A veces, bastantes, en los noticiarios, abundan esas malas ortografías al igual que en prensa escrita.
Pero, no pasa res!! Hoy no suspenden por eso… 🙂
Y eso es todo amig@s! Me voy a dormir, que ya me pesan las pestañas.
Felices sueños!!

A %d blogueros les gusta esto: