Cuestión de narices. :))

Esos olores, esos perfumes, que guardamos inconscientemente en el sentido del olfato, y un día, nos topamos con alguien que utilice ese mismo aroma, y automáticamente se nos viene a la mente el recuerdo de él, y nos provoca, tantas y diversas cosas : ¡Sonrisa! ¡ Comerlo a besos! ¡Nostalgia de otros tiempos! ¡Pasado!. Seguro os ha pasado, a más de uno y de dos. A que si? ☺
Comprobado, la mezcla de esa fragancia y su ph sumado a los recuerdos, hacen de ese olor su firma personal en nuestro corazón.
Hay un perfume de Bvlgari, “Au Thé Vert” que me ponía cuando estaba embarazada de mi segundo hijo, que no he podido, volver a usar ; porque me produce alergia y me sigue pasando, los perfumes que lleven Thé Vert, me hacen sentir mal. En este caso, influye que tuve un embarazo terrible , hasta que nació , que fue muy rápido y hermoso , porque al fin, pude abrazar y contemplar la preciosa carita de mi segundo hijo. 😘😘
(No tiene la culpa , para nada el perfume, sino mi organismo que en aquellos tiempos, tanto Revolutum hormonal me pasaron. Y que mi nariz , tatúo en su memoria y no ha olvidado . 😌
La nariz, tiene memoria y enseguida tira de recuerdos guardados, ella tan emocional. No se le escapa una! 😉
Sabíais que la nariz, esta comunicada con la memoria, por eso nos transporta de forma automàtica a un recuerdo del pasado, casi siempre emotivo, porque el olfato, esta conectado al sistema límbico, que está relacionado con las emociones y los recuerdos.
Quién no ha tenido olores asociados con su infancia y adolescencia? 🤔 Pues claro!
Así que fijaros, si controla nuestra naricilla. 😉
Tiempo de otoño, ideal para las morriñas, mientras las hojas se descosen de las ramas, los recuerdos parece que aprovechan y nos regresan. Se recorta el tiempo de ocio, y se alargan los de los recuerdos.
A veces en esos momentos que tod@s tenemos a solas, cierro los ojos para rememorar aromas de mi vida.
Mientras reseteo, el disco duro se va abriendo, y regresan los recuerdos dulces, los de la infancia, los de mis hijos cuando eran bebés.
Dios mío !! Que rico huelen los bebes. Recordáis? El aroma de la vida en estado puro, algunos olores se me han quedado tatuados en alma y piel . Y son recuerdos del catàlogo de olores de mi vida.
Espirales de recuerdos, con memoria de nariz, de sueños,vivencias, sentires, viajes, amores, fragancias, VIDA! Uno+Uno, no siempre son dos, pero seguimos sumando. 😉
Entramado de emociones que nos transportan a recuerdos, lejanos y cercanos, interesante sentido este del olfato; la nariz reemplaza sus neuronas olfativas cada 60 días. El resto incluyendo la corteja cerebral se dedican a madurar, envejecer y morir. Interesante no?
Pues si, ya lo creó, por eso se nos gravan tantas cosas; nuestras naricillas no dejan de oler y renovarse.
Cosas de la vida, la tuya, la mía, la vuestra, la de tod@s…
Y ahora huele a otoño, y yo estoy en él. 🍃🍁
Mientras tanto…De nariz a narices. 🙂
Feliz martes de un soleado día .
Ser felices! Que no somos eternos!
Hasta otro momentito! Hugs.🌹

A %d blogueros les gusta esto: