Martes tarde.

Esta tarde al llegar a casa de mi nuera para recogerla, me pareció ver una señora tirada en el suelo enfrente la casa de mi nuera, baje del coche y me acerqué, haber si es que estaba sentada o se había caído.
La pobre abuelilla me dice, me ayudas por favor , que me he caído, por supuesto señora, se ha lastimado mucho, puede moverse? Intente mover las piernas, puede? .
Si pudo, menos mal. El golpe fue todo en la cara , sangraba por la nariz y frente, no demasiado, pero mañana su cara y cuerpo tendrá mazaduras y seguro estará muy dolorida. Pero a pesar del susto estaba bien y consciente, intente ayudarla a incorporarse, no pude sola, esperaba que bajase mi nuera para que me ayudase, pero una chica que pasaba por la avenida, se acercó y me ayudó a incorporarla y sentarla, mientras el hijo , no se llegaba a recogerla. La iba venir a recoger porque iba a ponerse una inyección.
Cuento esto, porque la pobre abuelilla, se quejaba de la vejez, de lo que la condicionaba y limitaba, el no tener salud, decía : Hay neniña, mientras somos jóvenes y con salud, no hay problema, pero la vejez, es depender de los demás, de los hijos, y no debería ser, me siento inútil… 😢
Me tocó fibra, porque es cierto, somos tan egocéntricos mientras estamos bien, que no somos conscientes, de la brevedad de la vida, de lo caducos que somos.
Nos perdemos cosas, como si no se nos fuese acabar nunca.
Yo, cuando no pueda, no desearía dar trabajo a nadie, irme sin hacer ruido y ya está, queriendo mucho a los míos y con mis recuerdos cargados en el alma. Lo demás disfrutar del momento, mientras podamos.
PD: Por cierto, el hijo de la abuelilla, llegó a recogerla y muy agradecido nos dio las gracias.
Aparte de esto, la tarde muy agradable, paseamos con el perro , que correteo feliz por el parque, y después nos fuimos a tomar cafelito , porque donde vamos, dejan estar con el perro, hay terracita. Y él, esta tranquilo allí. Se unió mi amiga Ros, mientras su nieto estaba en la piscina y disfrutando del tiempo, que sigue caluroso y muy bueno.
Y octubre que se nos va despidiendo, como yo por hoy, hasta otro ratito.
Ser felices, que esto de vivir caduca 😉

A %d blogueros les gusta esto: