Sunday.

Mañana de relax, sin prisas…
Ayer cenita, un poquito de baile y un algo, de jazz.
Porqué, habrá tan pocos sitios donde poder escuchar buen jazz?
Otra cosa que nos costó un triunfó fue, encontrar una cafetería donde nos pusieran un café!
Poneis café?
Noo, a partir de las doce ya no servimos cafés.
Y yo me preguntó? Si no te apetece beber alcohol.
Si tienes frío, Y te apetece algo caliente, porque esa política de no servir cafés?
Otra tontería más, de las normativas de algunos establecimientos.
Eran las dos de la madrugada, los locales hasta la bandera pero ninguno servía café.
Y al fin, en el paseo de la Marina, en la cafetería de los soportales, que esta en la acera de enfrente y cerca del Teatro Colón y que tiene estufitas colgadas y el techo del soportal de la terraza exterior, de adornado navideño, pues allí, al fin!! La chica muy amable nos dijo que ellos ponen café sin problema durante todo el día.
Acogedora la terracita, con el calorcito de las estufas, viendo llover a cubierto , esa noche vi llover… 🙂
La noche fantástica y el finde que aún no se ha terminado, pero va camino.
Que lo disfrutéis , hugs de otoño.
Ser felices, que esto de vivir, caduca.

A %d blogueros les gusta esto: