Patrones de comportamiento.

En muchos aspectos de la vida nos regimos por patrones, muchos de ellos nos vienen desde la infancia, el cariño no se compra con juguetes, sino con dedicación y afecto, hay mucha gente adulta, que no sabe gestionar los afectos, porque eso hay que ganárselos, no se regalan.
Ante todo, quiero decir, que no me creo ni mejor, ni peor que nadie, pero si soy leal a las personas que quiero y aprecio. ( Bien es cierto, que cada vez, son menos) 🙂 Jamás las traicionaría, mentiría, usaría o dañaría, por respeto. JAMÁS!
Pocas veces en mi vida, me han sorprendido esa parte emocional, que me desbarata y me convulsa, dejando abierta una abertura en mi hermética coraza, dando una oportunidad a la esperanza.
Pero la marabunta de emociones, tan rápidas, nunca es buena cosa, ya el duende de la intuición, me lo soplaba a la oreja, estate atenta!!
Algo no va bien… Yo, ni caso y me estampe !!
Tema de conversación recurrente hoy en día, por la agravante inmadurez imperante en las relaciones humanas de todo tipo, pero sobre todo en las sentimentales. Cantidad de veces las personas cambian su comportamiento. Porqué, hay tanta gente de ambos sexos tóxica? Que les pasa? Que ha motivado, su falta de empatía?
Todos en el fondo, estamos un poco hartos de tanta superficialidad imperante, de tanta corriente de agua emocional, estancada en roles dañinos, que causan daños gratuitos a quienes a ell@s se acercan.
Me niego a convertirme en una hija de la “gran bretaña” Por la toxicidad de otros, memoria selectiva, y que corra el aire…
Recuerdo una vez, no ha mucho tiempo, que me dijeron: “Te estoy mal acostumbrando”… Algo que implícitamente me hizo saltar las alarmas: Del, que hago aquí?!!
Cuando alguién te interesa, no es mal acostumbrar, es dedicarle tiempo. Otra cosa, es otra cosa…
Ya sabéis, el agua y la plantita, ni por exceso, ni por defecto… Pues todo se va a la merde, sino se cuida.
Y te das cuenta de los errores, mi parte emocional y mi intuición, me la ha jugado esta vez. Me equivoque!!
Y el pico del IBEX de esa ilusión se cae y se te estampa lo incipiente, llega la decepción, y la imagen de esa persona hace aguas, su comportamiento es todo, menos maduro. Y te sientes tremendamente defraudada, decepcionada.
Soy adulta, consecuente, asumo, que esa persona se vaya, es libre siempre de hacerlo, le deseas lo mejor, el sentir no es obligación.
Donde no te quieren, no te quedes.
Pero, si esa persona, por la que no sientes res, no te ha dañado, por cortesía nada más que eso, que no supone esfuerzo (Creo yo!) Saludal@.
Ignorar, rechazar o despreciar, denota cobardía.
Y aún así, aunque duela, hay que tomarlo como algo positivo pues quien así se comporta, nos ha hecho, sin saberlo, un favor.
Es una forma de decir, que esa persona no valía la pena, mejor no perder el tiempo, llegará otra persona mejor, y con valores. Cuando, alguien no nos valora es que la persona en cuestión , no es tan especial, y no merece la pena.
Nos hemos equivocado. No pasa res!
A mí, me ha pasado y a una gran mayoría de personas, no podemos gustarle a todo el mundo, eso sería una estupidez pretenderlo… Pero, nunca se debe utilizar el ignorar, porque eso denota cobardía y mucha inmadurez. Algo a mis ojos nada atractivo y bastante decepcionante, por la mala sensación que te deja de esa persona en cuestión.
Alguien que se comporta de esas maneras, ya es un patrón que lo ha hecho antes.
Nunca me había pasado , lecciones de la vida, lecciones… Siempre hay una primera vez para todo. Y aprendes…
Y en esta vida, nunca se para de aprender, la vida como decía la gran Celia, es un Carnaval, de máscaras…
No interesan las máscaras, cuando se les caen, no hay nada, sólo decepción.
Hay que quererse y buscar reciprocidad y ese amor incondicional, que construye no destruye.
Y mientras tanto, disfrutemos del veranillo de S. Martin que parece se quedará unos días, regalándonos tiempo de sol, feliz inició de semana .
Hugs de sabor otoño.

A %d blogueros les gusta esto: