De nuevo la ciclogénesis

No, no os voy a comentar nada de las borrascas políticas, aunque de esas también sufrimos, pero de otra manera, aunque igualmente explosivas.
Esta vez, la bautizaron Carlos, irrumpió ayer por Tenerife , provocando grandes daños e impresionando por las grandes olas y la fuerza del temporal, que llegó muy agresivo; edificios literalmente pegados al océano , y que cuando azota el temporal arrasa con balcones y todo lo que pillé a su paso sin piedad.
Por sus características se trata de una ciclogénesis explosiva y con toda probabilidad seguirá desplazándose , causando daños en varias comunidades autónomas, como en la Catalana, Valencia y Murcia . También en Málaga , donde han acusado una impresionante tormenta eléctrica.
El temporal y la construcción urbanística incontrolada , en cauces de ríos y playas, sumado a la desidia y falta de limpieza, hacen que con las trombas de agua incontroladas aumenten las consecuencias de la fuerza de la naturaleza, cuando se enfurece. Nada impresiona más, cuando eso ocurre.
El invierno cada vez , se nos aproxima más y vamos de frente a frente, pero procurando que no nos lleve la corriente. 🙂
Comienza la semana y se ha estrenado el lunes con buen día y daba gusto disfrutar de la mañana, incluso la tarde, aunque ya más abrigaditos, porque refresca.
Mañana de nuevo llega el frío, S.Martín con su dádiva de buen tiempo ya se ha ido.
Ahora, toca abrigarse. Pues eso… Síndrome cebolla, capitas invernales, para combatir fríos y posibles resfriados, de los que casi nadie , nos libramos.
A puro cuero, se nos va quedando poco a poco el paisaje.
La Naturaleza deja ir, deshaciéndose de lo innecesario y de las partes echadas a perder.
Proceso de ”Ciclo y Metamorfosis” que emplea, para resurgir esplendorosa con los primeros calores de la primavera.
Mientras tanto… No nos queda otra, que soportar como podamos, la mala milk que se gasta la antipática y estrambótica ciclogénesis, que siempre irrumpe, como un elefante en una cacharrería. Arrasando!!
Y reflexionando…
Dado el trató que le estamos dando a la madre Tierra y al planeta en general, no es extraño de lo enfurecida que se siente a veces. Lo que no se cuida, se revela, y se termina perdiendo. Y opciones espaciales, para los terrícolas, de momento no tenemos. Así que màs nos vale, cuidar el Medio Ambiente, o nos vamos todos a la porra…

A %d blogueros les gusta esto: