Como pompas de jabón.

Deshojado se esta quedando el paisaje de este otoño.
Las hojas caducas, alfombran las calles y revolotean bailando al son del viento, apurando instantes marchitos del deshojado paisaje.
En cada hoja , quizás se pose un sueño, de la rama del árbol que la sostuvo.
Quizás también tengan sueños, de otra manera, soñarán con mas savia, con estar esplendorosos, con jugosas frutas y hermosas flores, con esplendidos árboles vecinos , a los que abrazarse con sus ramas y charlar con el viento, al pasar entre sus hojas.
Todos tenemos sueños, yo he visto a mis perros cuando vivían: Soñar, gemir , asustarse, como si ese sueño, mas que sueño, fuese pesadilla a veces.
Y ahora, que se nos termina el año, y ya va tocando hacer balance, de lo que guardaremos con cariño, en la memoria de nuestros recuerdos, también de lo que desecharemos, porque no merece ni una mica de recuerdo, nada que nos reste.
Tengo recuerdos atesorados, bonitos, queridos, sorprendidos por lo inesperados, recuerdos que rozaron sueños y explotaron antes de llegar a ellos, como pompas de jabón.
Onírica ilusión.
Alguno tengo secreto, que no puedo compartir, tozudo, rebelde, que danza en mis pensamientos, e indomable asalta e irrumpe como ciclogénesis algún instante, siempre de improviso, invadiendo mis olvidos, con memoria…
Porque una es como es , y ya no tiene arreglo, porque mis sueños, mis sentires y mis quereres no son simples cosas, son palabras que salen de mi voz y en ellas se envuelven los más profundos sentimientos de mi alma, que unido a mis ilusiones, fortalecen mis debilidades, mis miedos, lo que soy. Humana e imperfecta.
No son palabras que tejo, por tejer, son las ninfas traviesas de las letras que se escapan entre sueños, ilusiones, alegrías, también tristezas. Historias, momentos, opiniones, cabreos… Enfilando arco iris, con pegamento de voluntad y adhesivo de amor propio
No haré todavía balance de año, aún quedan días y pueden ser muy importantes, se acercan fechas muy emotivas para mí, con sus más y sus menos, con ausencias insustituibles. Con ansiados reencuentros, que me agitan los sentires y me llenan de felicidad.
Sigo creyendo que aún existe el amor, sigo creyendo en los sentimientos, lo único que le pido a la vida y al tiempo, que me de licencia para que me alcancen tantas carcajadas y tantos abrazos y te quieros guardados. Pero de los de verdad , no de pacotilla…
Y mientras tanto, disfrutar instantes, que esto de vivir, caduca…
Ser felices!! Hugs always hugs !

A %d blogueros les gusta esto: