El otro , es otro.

Y si…El otro, es otro.
La otredad… un neologismo de esos que andan por ahí
Y en ese caminar otros destinos se cruzan con nosotros, y se produce la comunión y las diferencias.
Y está en nosotros aceptar esas diferencias para seguir caminando el mismo camino o decidir otro rumbo
Cuestion de elegir si lo que nos une vale más, que lo que nos separa
Supongo que alcanza con mirarnos a los ojos para descubrirlo.
Por eso ¿será que a veces son tan esquivas las miradas?

A %d blogueros les gusta esto: