Archive for marzo, 2020

EL RECORTE QUE PIDE BRUSELAS Y TODA ESPAÑA,… A GRITOS

Los comentarios están cerrados

“Tiempos de mascarilla”

En estos momentos, de “Tiempos de mascarilla” Tengo tanto, tantísimo tiempo libre a mi pesar, entre otras cosas, reseteo constantemente, y me estoy poniendo con los “paluegos” Ahora, ya no tengo excusa, no puedo salir, estamos en estado de alarma.😅
Me acuerdo mucho de mi madre, y doy gracias porque no haya tenido que pasar por esto. Soy, de esa generación donde los abuelos se despedían de su tiempo, en casa; porque tampoco tenían patologías que requiriesen cuidados hospitalarios, y se marcharon queridos, cuidados y atendidos.
Y ahora me duele imaginar el dolor y la pena al pensar en su soledad justo antes de morir porque no han podido estar, en prácticamente todos los casos, acompañados por ninguno de sus seres queridos, que cruel es este virus.
Que nos aisla de los que amamos.
Quizás esto nos sirva para aprender?
Que tenemos que mirar menos pantallas y más a los ojos. No creéis?
Alguna lección, sacaremos sin duda de todo esto.
La globalización también nos hace a todos más vulnerables.
Dentro de un tiempo, cuando todo pase y podamos abrazarnos, besarnos, tocarnos.
También nos tocará reflexionar sobre el mundo que hemos construido. De él, nada material nos llevaremos, lo realmente importante son las personas, no perdamos la oportunidad de hacerles saber lo mucho que l@s queremos. Quizás un día, si te queda en algún “paluego” sea tarde.
Se nos estaba olvidando lo fundamental, en estos tiempos consumistas y acelerados, donde los valores estaban difuminando lo que nos convierte en seres humanos.
Si perdemos nuestra condición no tendremos futuro.
Y cuando nos vemos vulnerables, nos damos cuenta de nuestra fragilidad.
Y se nos aflora, esa solidaridad que nos sale siempre a borbotones en este País.
Y ahora, todos nos necesitamos y unidos ganaremos la batalla a estos tiempos “De encierro y mascarilla”, que nos ha mostrado la fragilidad e interdependencia de este, nuestro mundo.
Cuando todo pase, que será pronto🙏🤞 podremos abrazarnos, besarnos, tocarnos, reír , escuchar, y no dejar los “Te quieros” ( paluego)😉
Que ganitas de un abrazo , hasta que las costillas crujan. A que si? 😘
PD: Sólo os pido una cosa, cuidaros mucho.
Nos vemos aquí , cuando todo pase, para daros ese abrazo largo y crujiente, de los duros y pasados “Tiempos de mascarilla”
Y nunca me cansaré de agradecer de nuevo (hasta el infinito y más allá) a todos los que cuidan de nosotros. A pesar de dar mis aplausos diarios, que menos que dejar constancia, a vuestra generosidad, altruismo, empatía, todos unidos lo lograremos! 👏👏👏Sanitarios, transportistas, tenderos, fuerzas armadas, policía, guardia civil, farmaceuticos, panaderos, la solidaridad de la gente, agricultores, ganaderos, pescadores…
Todos y cada uno gracias, porque cada día exponéis vuestras vidas, para salvaguardar las de todos.
Me siento muy orgullosa de mi gente, de tod@s y cada un@ .
Gracias.👏👏👏👏👏👏👏👏Ganaremos!!

Los comentarios están cerrados

Pandemia, pero de las de abrazos.😘

 

Y ahora que?


En estos momentos de forzoso aislamiento al que “TODOS” estamos sometidos. Ellos, no responden como deben. Postureo. Burocracia…


Y bla, bla, bla, bla…

Demasiado tiempo para pensar y resetear,  y me pregunto; qué pasó con nuestro mundo y qué aprenderemos de esta crisis.¿Aprenderemos?
La lección es brutal. Si no la escuchamos es porque estamos muy, pero que muy,  sordos.  
Se ha protestado y gritado por el calentamiento global, por los derechos de las mujeres, por las corridas de toros, por nuestras tradicciones, que molestan a unos pocos, por el respeto a la diversidad, por la independencia de unos pocos, por los femicidios.
Hemos tenido guerras absurdas, a lo largo de nuestra historia. ¿Hay alguna que no lo sea?
Hemos pasado atentados, inundaciones, incendios de proporciones catastróficas.
Nos desesperamos, pero seguimos adelante, porque tenemos lo más importante, la vida.
Pero un día,  nos enteramos que China esta sufriendo un virus, que esta enfermando a mucha gente, miles de personas.
Pero Asia,  nos quedaba demasiado lejos y la mayoría nunca se imaginó que el coronavirus traía en su ADN ambición expansiva e invasiva, y llegó a Europa.
Ya somos muchos países, los contaminados por este virus invisible que nos obliga a cambiar la vida y las costumbres.
Y nos demuestra que debajo de la piel, todos somos iguales.
Que los millones, no nos sirven para nada porque no hay respiradores preferenciales (aunque alguna ministra con coronavirus, se haya hecho llegar dos a su casa, por si los necesitará)
( Vergonzosa,  la solidaridad de estos hipócritas y lo único que hay bajo sus pelajes de progres, es que anhelan, todo lo que crítican)
Este virus nos obliga a no salir,  a no consumir, a no viajar, a no ir a clase, a quedarnos quietos, a no poder tocarnos, besarnos , abrazarnos…
Nos muestra que somos más pequeños de lo que creíamos, indefensos ante lo desconocido.
Una herida narcisista, un golpe a nuestra omnipotencia que nos pone contra las cuerdas.
Confío, que si aprendemos la lección seremos más fuertes, más sabios, más solidarios, más empáticos.
Es tiempo de hacernos el amor con las palabras aunque no podamos tocarnos, de saber si el vecino que está aislado necesita algo y hablarle, al menos, detrás de la puerta, de ser responsables y cuidarnos mucho entre todos.
Son tiempos difíciles.
Y como siempre pasa en esta España nuestra, (que también canto Cecilia en su día) nos juntamos como tantas veces en situaciones límite, aunando fuerzas, animando desde nuestras ventanas y balcones con aplausos de gratitud a todos los sanitarios, transportistas, ejercito, guardia civil, policía, taxistas, tenderos, panaderos, nuestros mercados, los hombres del mar, que siguen saliendo para que nos llegue fresco cada día, los farmacéuticos.
A todos los que veláis por todos nosotros y seguís dando el cayó mientras, a otra gran mayoría nos obligan a seguir aislados. Mil gracias!! 👏👏👏👏
😘
Porque ya lo hemos demostrado mucho veces, porque somos un pueblo solidario, esa rara especie de personas que nos peleamos en los tiempos de bonanza y sacamos a relucir nuestro idiosincracia como pueblo, en los tiempos de adversidad.
Estoy segura, de que lo superaremos pronto. Ánimo!! Hoy,  es un día menos.
Nuestra batalla, desde este encierro. “La  inmunidad solidaria “
Es tiempo de hacer caso a los que saben, y de dar ejemplo. Si lo sitiamos y lo enfrentamos juntos, pronto le venceremos.
Vamos a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia, contra la soledad , la distancia forzosa de los nuestros, la falta de afectos, de contacto.
Mientras tanto, vamos a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia y cuando pase todo, abrazarnos fuerte soltando los besos y abrazos que hemos ido guardando todo este tiempo sin vernos, porque somos frágiles y lo sabemos.
Y nos hace falta la gente, los amigos, los hijos, los padres, la pareja, nos hace falta el calor humano.
Más ahora que nunca quizás. No?
Luego haremos pandemia, pero de la buena, de la de abrazos que nos crujan y alejen los miedos.
Abrazos con alma, nos vemos pronto!
Cuídaros mucho.😷😘😘😘

Los comentarios están cerrados

Cuanta irresponsabilidad!🤦

Los comentarios están cerrados

Ver “Alaska y Dúo Dinámico – Resistiré (Gala Fin de Año)” en YouTube

La fragilidad del ser.

Estos días de encierro, la creatividad aumenta y la concienciación de lo vulnerables que somos, ante hechos, que no somos capaces de dominar también. Os comparto este escrito que me ha llegado ayer y que es una muy buena reflexión, para poner en práctica. Sin duda la vida no es lo que planeamos, ella siempre nos pone a prueba y sin la unión de TODOS! No vamos a ningún lado. La lección es brutal. NO SE , SI APRENDEREMOS.

Abrazar el alma

Solos. Con la luz de una laptop. Con la compañía de un frasco de alcohol en gel y un barbijo sobre la mesa. Aislados del resto. Con caricias y besos que contagian. Con un metro de distancia. Con saludos codo con codo.
Me debato entre la mesura y una alarma contenida. Ni subestimar ni entrar en pánico. Y mientras tanto me pregunto qué pasó con nuestro mundo y qué aprenderemos de esta crisis. ¿Aprenderemos? La lección es brutal. Si no la escuchamos es porque estamos muy, pero muy sordos.
Hemos gritado por el calentamiento global, por los derechos de las mujeres, por el respeto a la diversidad, por los femicidios. Y las respuestas fueron tibias. Hemos tenido guerras absurdas (¿hay alguna que no lo sea?), atentados, inundaciones, temblores y terremotos, incendios de proporciones catastróficas. Y seguimos andando sin preguntarnos qué pasa.
¿Es que vamos a seguir sin escuchar?
Un virus invisible nos obliga a cambiar la vida. Y no surge entre los pobres y desplazados ni de las balsas de refugiados. No. Viene en clase ejecutiva para demostrarnos que debajo de la piel somos iguales. Que los millones no nos sirven para nada porque no hay respiradores preferenciales. Nos obliga a “guardarnos”, a no consumir, a no viajar, a no ir a clase, a quedarnos quietos. Nos muestra que somos más pequeños de lo que creíamos. Una herida narcisista, un golpe a nuestra omnipotencia que nos pone contra las cuerdas.
¿Y si escuchamos?
Si en lugar de cuestionar autoridades, de pensar que nos ocultan datos, que los virus salieron de un país de Oriente para hacer una nueva guerra bacteriológica, de seguir debatiendo si es exagerado o no, de enojarnos porque no hay fútbol ni recitales. Si dejamos de especular con subir los precios de lo que necesitamos para protegernos y de mentir para no hacer cuarentenas.
Si aprendemos la lección seremos más fuertes, más sabios, más solidarios. Es tiempo de hacernos el amor con las palabras aunque no podamos tocarnos, de saber si el vecino que está aislado necesita algo y hablarle, al menos, detrás de la puerta, de ser responsables y cuidarnos mucho entre todos. Serán tiempos difíciles. Y estaremos juntos. Como tantas veces. Dejemos de quejarnos por ser argentinos. Cuando hubo situaciones límite allí estuvimos: juntando remedios, ropa y zapatos, haciendo comida en las plazas. Llorando en silencio. Estaremos juntos porque somos esa rara especie de personas que nos peleamos en los tiempos de bonanza y sacamos a relucir nuestro mejor costado en los tiempos de adversidad. Estoy segura de que estaremos a la altura. Lo sé porque te conozco, nos conozco. Esta es nuestra batalla: la de la inmunidad solidaria. Es tiempo de hacer caso a los que saben, de dejar de cuestionar y de dar el ejemplo. Somos un equipo. Si lo enfrentamos juntos nada puede ser tan malo. Vamos a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia. Y a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia.

Los comentarios están cerrados

Tenemos la mala costumbre…


https://music.youtube.com/watch?v=E0of1trE_qs&feature=share

Tenemos la mala costumbre de querer a medias, tantas veces…

De dejar para luego, las pequeñas cosas porque no parecen importantes y son, las que más importan, porque son las que hacen camino.
Tenemos la mala costumbre de reír poco y dejarlo para mañana.
Tenemos la mala costumbre de echar de menos, en lugar de hacerlo de más. Tenemos la mala costumbre, de desgastar los luegos, y no aprovechar los ahoras.
Tenemos la mala costumbre de defender lo malo y descuidar lo bueno.
Tenemos la mala costumbre de mantener falsos “amig@s” porque sí  y  compromisos, a los que no queremos ir.
Tenemos la mala costumbre de sentirnos mal por decir no y de creernos mejores por decir si.
Luego, luego , el acostumbrado luego… Y obviamente el luego nunca llega, o se entretiene tanto que le dejamos pasar. Y se va enredando de paluegos la vida, germinando de antojos, llaves y cerrojos…
Tenemos la mala costumbre, de acordarnos de S. Bárbara, nada más que cuando truena.
Cómo el valorar cuando ya es tarde. Esa mala costumbre de much@s de querer, tarde, mal, y a rastras.
Debería haber un número máximo de perdones.

Perdonar nos hace grandes. Pero cuando tienes que perdonar demasiado te terminas quemando.Y los perdones se convierten en pretextos injustificables.

Tenemos la mala costumbre de decir muy poco te quiero y hacerlo ” Nos asusta” ¿Asustarse de qué? ¿Cómo una persona puede asustarse porque alguien le quiera?.
Asústate si algún día te vas a la cama sin sentir que estas vivo.
Asústate el día que te vayas a dormir sin decirle a la persona que amas lo importante que es para ti.
Asústate cuando seas incapaz de abrazar a alguien y no sentir esa sensación tan extraordinaria que producen los abrazos.
Y es que…Tenemos tantas malas costumbres!!
Tenemos la mala costumbre de ir caminando por las calles de nuestra ciudad mirando al suelo, o a nuestro teléfono móvil.
Hay mucho autómata suelto, caminando sin levantar la mirada de sus pantallas , con los que nos cruzamos a diario, y también a diario nos topamos en el café, en la compra…En el día a día.
¿ A veces, me paro a pensar si alguna vez miraran el paisaje, la pareja, la gente, los edificios? Por no hablar de las estrellas, las puestas de sol. La luna. Las miradas…
Tenemos la mala costumbre de medirnos por nuestros estudios o por nuestra altura. De confundir la belleza con la delgadez y de creernos los cuentos chinos de los modistos y milagros de las cremas.
Tenemos la mala costumbre de querer viajar lo más lejos posible cuando aún, nos quedan lugares maravillosos por descubrir en nuestra propia tierra. Tenemos la mala costumbre de escuchar poco y hablar demasiado.
Nos pasamos media vida o la vida entera, soñando esa vida perfecta que nos gustaría tener. Mientras la vida pasa y no espera.
Mientras tanto, no dejes que la mala costumbre sea la invitada de honor en los días que te quedan por vivir a partir de hoy.
Quiere ahora, no mañana.
LA VIDA PASA Y NO ESPERA

Los comentarios están cerrados

A mí, estas señoras no me representan. Los hombres no son mis enemigos.

Soy mujer y ni Irene Montero, ni Cristina Fallarás, ni Alberto Garzón, ni Carmen Calvo, ni Echenique, me van a enseñar o a imponer cómo ser mujer.
No os debo nada. Sólo habéis traído odio, división, chabacanería y violencia.
El hombre no es mi enemigo, es mi compañero de vida. Es el padre que se mató a trabajar para criarme. El abuelo que me escribía poemas panochos para mi comunión. El amigo con quien compartía pupitre, y confidencias, risas y decepciones. Con el que me iba de cañas, me espantaba babosos o me acompañaba a casa. La pareja que me apretaba la mano en cada parto y lloró más que yo al recibir a sus bebés. Y también es el hijo que tengo que es un pedazo de pan bendito, no un violador en tu camino. Deja la paranoia. A mí el patriarcado me ha protegido siempre de los imbéciles, y de los malvados, que los hay en ambos sexos.
Hombres y mujeres ya somos iguales ante la ley, a pesar de vosotros, o lo éramos antes de vuestras infames leyes de género que lejos de ayudar a las víctimas, las multiplican.
Libertad sexual ya teníamos, no habéis inventado nada. Incluir testigos en las relaciones sexuales se llama porno, así por distinguir conceptos.
Que un mismo hecho sea o no delito dependiendo de la voluntad de la mujer es un tremebundo disparate, un atentado contra la seguridad jurídica y los principios del derecho penal al nivel de convertir en ley el mensaje demagógico, populachero e indocto de una pancarta.
Una cajera no debería ni dictar leyes ni operar a corazón abierto. Un cajero tampoco. Ni machista ni leches, que sois puro cuento. Siempre buscando el caladero de votos ofendiditos con vuestro patético y falso discurso emocional. “Las mujeres también somos seres racionales”… Dios, sobrepasáis todos los límites de la vergüenza ajena.
En fin, que paso de vuestro 8M, fiesta nacional del coronavirus para todes. Porque sois tan irresponsables y deshonestos que anteponéis vuestra poltrona ideológica a la salud de los españoles.
NO HABLÉIS EN MI NOMBRE.
NI SE OS OCURRA HABLAR EN MI NOMBRE.

Los comentarios están cerrados

Cuestión de jaque&mate.

La vida y sus partidas en equilibrio.

La vida y sus partidas en equilibrio.

Adivina, adivinanza!

Mueve ficha tiempo , que ya vamos por el meridiano de semana.
El recuerdo, tiene agudezas ocultas
Cuestión de “Jaque-Mate”.
Juego de damas y caballeros.
Peones, alfiles, caballos, rey y reina
De un tablero llamado vida.
Partidas en blanco y negro
pasados y presentes que jugar.
Seducción , estrategia?
Ganar o perder,
depende de la seguridad de los movimientos?
Capacidad de anticiparse al contra-ataque?
Agilidad, táctica,reflexión ? 😄
Qui lo ça!!
Creo que es más conveniente no bailar tableros
No desubicarnos demasiado,
Porque la vida como el ajedrez,
es un juego que enreda
Y te acota, si te ve impaciente,
precipitada y previsible.
Que te engulle sino estas atenta.
Serenidad y saber perder.
Pugna constante con la vida.
Y sus diferentes piezas.
Tal cual!
Que maestros hay para todo
y hay quien manipula y enreda.
Su finalidad, jaque-mate a toda costa.
Un todo o nada
de duelo a muerte,
entre blancas y negras.
Como la vida misma.
Y tu? Que estrategia usas?
Algún color en concreto ?
Blancas o negras? 😇👿
Mientras. La partida de la vida continua…
Juegan blancas, juegan negras.
Entre piezas anda el juego. 😆
Ojo al rival, y agudiza el ingenio.
Que corazón y mente lidian la vida.
Y hay mentes y mentes
y también corchos vacíos…
Que ni para tapa de botella valen,
porque dejan pasar el aire y termina agriándose, el líquido del Dios Baco.
El mismo que Velázquez inmortalizo,
en su cuadro ” La melancolía del Baco”
Y es que como todo es esta vida,
y más, en lo que respecta a ese líquido elemento, hay que saber que es el pobre consuelo, de un sucedáneo momentáneo.
Porque eso, hay que tener en cuenta
que nada es eterno.
Ni el extasis del alegre trago
Ni el jaque-mate de un tête a tête. 😅
El tablero, nunca para de mover ficha!
Pasen y vean…✨✨🔥
Olimpos y Mitologías
Grecia y Roma
Queramos o no queramos,
somos semillas de aquellas raíces.
Mediterráneamente hablando .😉
Y la vida, siempre , siempre, continua.
A pesar de usted, y a pesar de una misma . 😛
A pesar del coronavirus, de Políticos y Políticas que todo lo emponzoñan, y de TODOS!
La vida, y sus Jaque-Mates.
Y ojito, que tendemos bastante a equivocarnos.
Y a veces, los mayores despropósitos, van y se repiten…

Tête con tête.

Tête con tête.

Los comentarios están cerrados

Resfriado.


Otro día gris y ya van unos cuantos.
El invierno, pronto le pasará el testigo a la primavera y parece que no se lo va a poner fácil.
Y yo, que creía ( ilusa de mí ) haberme librado del resfriado este invierno.☺
Ahora que casi cambiamos de estación, me pillo un catarro de garganta.
Combatiendolo me hallo, aunque todavía me tiene lenta y algo aletargada.
Abriendo la ventana a este miércoles y esparciendo asombros por cada rincón, para ponerle punto y color al día. Hay que aromatizarlo de sueños e ilusiones.
Continua el frío de momento y este aire congela hasta los pensamientos.
Aunque los afectos y el cariño los llevamos a resguardo de fríos y tempestades .
Pongamosle  pentagrama de cariño al día, a los amigos, a los amores, a las ausencias, también a las causalidades que nos ponen sonrisa y alertan nuestro interés. Ramificaciones en gestos, notas y estrofas , que nos deleita la curiosidad y nos suenan bonito.
Tantas formas, como recuerdos, vivencias, miradas, detalles.
Es un salpicar de motivos que siempre nos recompone y abona el alma. Mientras tanto, al invierno le ponemos fecha. Que ya nos tiene hartos!!😄😉

https://music.youtube.com/watch?v=pf0KXLqu1BU&feature=share

Lee el resto de esta entrada »

Los comentarios están cerrados