Tenemos la mala costumbre…


https://music.youtube.com/watch?v=E0of1trE_qs&feature=share

Tenemos la mala costumbre de querer a medias, tantas veces…

De dejar para luego, las pequeñas cosas porque no parecen importantes y son, las que más importan, porque son las que hacen camino.
Tenemos la mala costumbre de reír poco y dejarlo para mañana.
Tenemos la mala costumbre de echar de menos, en lugar de hacerlo de más. Tenemos la mala costumbre, de desgastar los luegos, y no aprovechar los ahoras.
Tenemos la mala costumbre de defender lo malo y descuidar lo bueno.
Tenemos la mala costumbre de mantener falsos “amig@s” porque sí  y  compromisos, a los que no queremos ir.
Tenemos la mala costumbre de sentirnos mal por decir no y de creernos mejores por decir si.
Luego, luego , el acostumbrado luego… Y obviamente el luego nunca llega, o se entretiene tanto que le dejamos pasar. Y se va enredando de paluegos la vida, germinando de antojos, llaves y cerrojos…
Tenemos la mala costumbre, de acordarnos de S. Bárbara, nada más que cuando truena.
Cómo el valorar cuando ya es tarde. Esa mala costumbre de much@s de querer, tarde, mal, y a rastras.
Debería haber un número máximo de perdones.

Perdonar nos hace grandes. Pero cuando tienes que perdonar demasiado te terminas quemando.Y los perdones se convierten en pretextos injustificables.

Tenemos la mala costumbre de decir muy poco te quiero y hacerlo ” Nos asusta” ¿Asustarse de qué? ¿Cómo una persona puede asustarse porque alguien le quiera?.
Asústate si algún día te vas a la cama sin sentir que estas vivo.
Asústate el día que te vayas a dormir sin decirle a la persona que amas lo importante que es para ti.
Asústate cuando seas incapaz de abrazar a alguien y no sentir esa sensación tan extraordinaria que producen los abrazos.
Y es que…Tenemos tantas malas costumbres!!
Tenemos la mala costumbre de ir caminando por las calles de nuestra ciudad mirando al suelo, o a nuestro teléfono móvil.
Hay mucho autómata suelto, caminando sin levantar la mirada de sus pantallas , con los que nos cruzamos a diario, y también a diario nos topamos en el café, en la compra…En el día a día.
¿ A veces, me paro a pensar si alguna vez miraran el paisaje, la pareja, la gente, los edificios? Por no hablar de las estrellas, las puestas de sol. La luna. Las miradas…
Tenemos la mala costumbre de medirnos por nuestros estudios o por nuestra altura. De confundir la belleza con la delgadez y de creernos los cuentos chinos de los modistos y milagros de las cremas.
Tenemos la mala costumbre de querer viajar lo más lejos posible cuando aún, nos quedan lugares maravillosos por descubrir en nuestra propia tierra. Tenemos la mala costumbre de escuchar poco y hablar demasiado.
Nos pasamos media vida o la vida entera, soñando esa vida perfecta que nos gustaría tener. Mientras la vida pasa y no espera.
Mientras tanto, no dejes que la mala costumbre sea la invitada de honor en los días que te quedan por vivir a partir de hoy.
Quiere ahora, no mañana.
LA VIDA PASA Y NO ESPERA

A %d blogueros les gusta esto: