Archive for abril, 2020

Primavera en paro.

Primavera, desfile de alas grupal en un cielo, que vibra azul luminoso ahora sin ruidos , sin aviones que lo surquen de vez en cuando.
Los únicos dueños, la bandada de pájaros que surcan en compañía el extenso cielo sin barreras que a veces amenazan sus alas.
Ahora, en tiempos de alarma nos distraen con sus vuelos la mirada.
Las gaviotas, pombiñas, gorriones, el discurso de jilgueros y algún canario atrevido, que se atreve a romper silencios, ahora que todo, está en alarma.
Hay una pareja de crías de gaviotas que a diario se posan en la farola, que tengo frente a mi ventana. Miran, observan, ellas tan sólo graznan.
Seguro echarán en falta las sobras de las terrazas, también a ellas les cambiaron sus rutinas diarias.
Ahora si quieren comer, tendrán que hacer bautismo de agua.
Las pequeñas cosas: Las verdaderas posesiones, disfrutar de un paseo, oler una flor, la aventura de un viaje , el tesoro de un abrazo.
“De nada sirve lo demás, de nada acumular”… De este mundo, no nos vamos a llevar nada.
Un virus que ha infectado de temor la rutina del mundo, nos ha hecho sustituir rutinas , procesiones de S.S, ferias, viajes… Todo, se ha quedado en alarma.
Mientras tanto, preguntas y más preguntas nos asaltan.
Que pasará después?
Cambiaremos?
Aprenderemos de esto?
Cambiarán nuestras prioridades a partir de…Nos ha respondido, quien esperabamos? Nos han decepcionado?
A quién le daremos el primer beso cuando termine el confinamiento?
Alguna prioridad, de entre todas, las pensadas? 😄
Perdemos demasiado el tiempo, y el tiempo se nos puede parar en un instante y nunca lo hubieramos imaginado. A que no ?
Gastamos la vida en dibujar mapas de ruta y en un instante, a donde van las páginas?
Se han quedado guardadas con cuatrocientos trozos de alma, en este singular momento de: “Mundo en Alarma”
Somos demasiado vulnerables, cuando nos creíamos invencibles.
Tuvo que llegar un virus indetectable para cambiarnos vidas , rutinas, emociones, costumbres…
Ahora por imposición, hemos construido a marchas forzadas entre nuestras cuatro paredes la batalla de la vulnerabilidad, y las montañas rusas emocionales, van y vienen, porque esto ya nos está pudiendo.
La pobreza y la salud no entiende de fronteras.
La pobreza y la enfermedad de las personas o países que nos rodean será nuestra pobreza e insalubridad en el futuro próximo, si no cuidamos lo importante.
Cruel lección ( por el coste de vidas) que nos ha mostrado la cruel realidad, que no hay que recortar en salud, ni en investigación, que no nos vuelva a coger ningún virus desprevenido.
Que me da , que no será el último.
Una guerra sin tanques, nunca ves por donde ataca.
Ahora, es un momento ideal para generar esa conciencia social que se estaba diluyendo en los últimos años entre los mensajes intolerantes, individualistas y nacionalistas.
Todos juntos salimos, por separado, nos vamos a “la mierda” Con perdón.
Este año, al tomar las uvas o brindar por esos deseos que todos queremos ver cumplidos, seguro que algunos pidieron emociones fuertes que nunca hubieran vivido…
Otros, tener lejos a alguien o tenerlo muy cerca
Otros, que se respetará más el medio ambiente.
Otros, que le diéramos importancia a lo importante.
Otros, aprender idiomas y viajar para ponerlos en práctica.
Otros, recargar pilas en casa.
Otros, estar más tiempo con la familia.
Otros, bajar esos kilos que siempre se propone y nunca logra.
Otros, enamorarse.
Ahora, todo ha quedado congelado.
Los bisiestos de siempre son años raros, pero este año, se ha coronao!!!

Comments (2) »