Añoradas costumbres.

Es tiempo de realidades aunque a veces nos cuesten. La vida, es para sentir su música sin que parezca una canción desentonada.
A los miedos hay que encararlos y poner ilusión en la que confiamos.
Inventarse un abrazo, ahora que no podemos, ponerle su rostro, imaginarse su olor y la fuerza de su cuerpo.
Necesidad, necesitar es vivir, es la primera y la última de las vivencias.
Todos necesitamos abrazos
Es natural y generalizado necesitar. Saludable para mente y cuerpo, cómo amar a las personas que necesitamos y a quienes nos necesitan.
Y que tanto hemos echado de menos en este impuesto y obligado encierro.
“Consuetudo quasi altera natura”
Y lo malo de las costumbres , es que a veces nos acostumbramos mal Entre todos, lo logramos.
Nos cuesta mucho menos acostumbrarnos sobre todo a lo bueno ( A quien no) Por eso cuestan tanto los tiempos, cuando se tercian enredados y difíciles para mucha gente.
“Pedes in terra ad sidera visus”
Que soñar, esta bien ( Y a mí, me encanta )
Pero los pies siempre en la tierra y la mirada al cielo , y que el Universo a poder ser, conspire a favor 😉
Y nos libere por siempre de pandemias.
Pero sentidiño!! Que el virus aùn sigue ahì.

ama

A %d blogueros les gusta esto: