“Ley del Ósculo o Ley del Beso”


Quien me ha tocado el mes de abril? Y todos los demás…

Ya son demasiados, diferentes, raros, violentados de Covid.
Hay veces que de una jaula a otra
llegan las caricias entre los encierros, incluso se mezclan labios,
se rozan las alas y hasta se comparten paraderos.
Pero, al cabo, nuestra celda estaba siempre de la piel a los adentros,
Ahora que no podemos besarnos, ni abrazarnos.
Recordáis, cuanto ha inspirado el beso?
Poesías , canciones…
Gabriela Mistral habla de los que se dan con la memoria, besos evocados, al recuerdo.
Ana Belén cantaba “Besos, ternura” Victor Manuel “Dónde irán los besos”
Jarabe de Palo hubiera dado cualquier cosa por “un beso de su flaca”
Juan Luis Guerra escribió: “Cuando te beso, todo un océano me corre por las venas”
Hasta Nino Bravo cantaba “Al partir, un beso y una flor
Maná recitaba “Porque no puedcompartir tus labios
“El canto del loco, Pereza,
Sabina-¿Quién no ha cantado al beso que no ha dado o al que desearía dar o a los que no dio o a los que ya no podrá dar?
Y es que los besos se añoran. O no? Pues eso…
Abrazar , besar, durante la pandemia ha sido una dura prueba para quienes estamos educad@s en una cultura de afectos hacia afuera, de cercanía, de emociones mostradas que van más allá de una leve inclinación de cabeza a la manera oriental. No somos chinos, aunque si prefiero la manera oriental, al saludo del codo o de los pies.
Es más elegante, a la par que higiénica.
Estamos obligados a renovar, adaptar o cambiar nuestra conducta afectiva y aprender un nuevo lenguaje gestual.
Volveremos, porque va en nuestra idiosincracia.
Somos mediterráneos, hablamos y tocamos, besamos, y nos abrazamos al saludar.
Podrá el COVID, con siglos de costumbres? 🤞
Quien más, quien menos, como dice el maestro Sabina, alguna vez besó con la mirada o abrazó solo con palabras.
Muchas!! A que si?
Nada como la presencia,  la cercanía de los abrazos y los besos siempre, siempre, en vivo y en directo.
Nada como perderte en un abrazo y recomponer todas las piezas rotas, que a éstas alturas, ya tenemos unas cuantas…
En la farmacia podemos preguntar: ¿Si tienen pastillas para no soñar? Esto se hace duro…
Porque la vida de ahora, tiene herida abierta y sangra nostalgias, se merienda a deshoras, todos los recuerdos, tras los muros de mascarillas, esquivando a veces la
orden expresa, en un acto reflejo, de no saber, de no poder, hacer nada más.
Este fue mi primer año, que no  tomé las uvas. Y pensé.. No creo que vaya a pasar nada.
Os juro, que nunca más lo volveré a hacer. De verdad.
La culpa ha sido de las uvas. 😉😄
Vamos  a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia. Y a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia.

1 Response so far »

  1. 1

    Jeyson said,

    Adorable como siempre, estoy preocupado no he sabido de ti, espero esté todo bien, por favor déjame saber . Un abrazo trans.

    Le gusta a 1 persona


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: