Tejiendo instantes.

Martes y tejiendo un nuevo día.
Que la vida es una tómbola
y hoy nos ha tocado lluvia.
Llenando de aroma de café la casa
Ese olor acostumbrado, con música suave y tiempo relajado, sin prisas, a las claras del alba.
Disfrutando del despertar del día.
Sin soñar.
Amanecí con ahogo de letras arrugadas.
Esas, a las que no les entra el aire.
Y que cuando brotan, dejan de pesar y salen acuciadas por el ansia, de desahogar latidos.
Desbocadas al igual, que bravas olas
cabalgando a lomos del viento,
sobre las teclas de un sencillo ordenador.
Sin tiempo de contar las sílabas
que llegan con alas y necesidad,
que si pensamos demasiado nos enredamos, con nuestras propias lianas.
Hojas al fin, cada día, más llenas de pisadas, que descansan en letras su caducidad, para renacer de nuevo cada día.
Con el tiempo, todos vamos cambiando, se nos transforma el equipaje de los años
Es parte del ciclo natural,
existen los días de sonrisas cansadas, de miradas añoradas y de abrazos ausentes.
Días, en los que sientes cansancio
Caminando por la vereda del día,
para completar el puzzle.
en el impas del día a día.
Intentando desenrollar
los metros de la vida
Para lograr un ovillo sin nudos
Para que la tela de los sueños,
no se rompa y conforte y abrigue
esos días…
En los que acude la saudade.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: