Tempus Fugit.

Peregrinos diarios del camino de la vida
Se nos escapa mayo. Ya 21.
Tempus Fugit!
Pasa la vida!
Todos, en algún momento nos hacemos una lista, mental o escrita, de propósitos, planes e incluso cambios.
Conectando nuestra esencia al día, con la magia profunda que habita en nuestros privados rinconcitos y que no se debe dejar apolillar por ningún imprevisto, llevar prendida la sonrisa y saborear cada instante, que los instantes se evaporan demasiado rápido y no tienen efecto retroactivo.
Algunas veces pensamos que la pobreza es sólo tener hambre, estar desnudo y sin hogar. La pobreza de no ser deseado, amado y protegido, es la mayor pobreza.
Debemos comenzar en nuestros propios hogares a remediar este tipo de pobreza.
Que nos queda mucha tela que cortar y esta de difícil patronaje en estos tiempos.
Disfrutando bajo el árbol de la vida y de las costumbres, mientras las hojas como abanicos se mecen al compás de la suave brisa, que con la primavera están de estreno, y florecidos por doquier. Eclosión de color y paisaje que alegra ojos y espíritu .
Hay tantas cosas hermosas por las que merece la pena vivir, y dar las gracias cada día de seguir estando aquí y poder seguir disfrutando de todas ellas.
La felicidad como sabéis, esta hecha a jirones de momentos.
La vida, es un gran puzle, al que vamos llenando de piezas en un largo camino no siempre sembrado de flores, también hay pedruscos, molestas chirlas que incomodan y molestan y nos entorpecen y frenan el camino. A veces incluso nos lo cambian.
Hay piezas que no encajan y que se han estropeado con el tiempo, por veces se mezclan las cajas y alguna se entretiene sin apego a ningún lado, esas es mejor soltarlas, dicen que la riqueza interior, se va moldeando y formando con bueno y malo, que así se equilibra la balanza y aprendemos a valorar.
Todavía hay cosas, que me dejan sin palabras y todavía me siguen conmoviendo y asombrando. Ya cada vez menos también es verdad.
Porque existen momentos en la vida, en los que te encuentras más perdid@ que nunca , ese es el principio del encuentro.
De todas las cosas que valen la pena, hay una que constantemente pasa inadvertida: La vida
Conectando nuestra esencia al día, con la magia profunda que habita en nuestros privados rinconcitos y que no se debe dejar apolillar por ningún imprevisto, llevar prendida la sonrisa y saborear cada instante, que los instantes se evaporan demasiado rápido y no tienen efecto retroactivo.
Ya se me agota la tinta de café y mis pies aligeran la memoria del camino diario.
Hoy tengo un día acurrucado o como decimos por aquí , “moito agarimoso” el mundo, en un mordisco y ha digerirlo despacito, sin prisas, pero degustándolo con placer y con ganas de masticarlo gustosos. Con puertos, estaciones y paradas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: