Camino de la Nochebuena🍀

Estamos en el mes del turrón y los «Buenos deseos» Y todo pasa y todo llega. A estas alturas necesito gafas, para leer y escribir, las letras juegan y se me sublevan exigentes , no responden, actuan, con artificio, simulacro, forma.
Ellas, son voz en tinta, rumor, costumbrismo. El magma de letras se nutre de todo eso y más. Imaginemos! Y van saliendo indolentes o disciplinadas. Que todo depende… 😊
Yo, las tengo querencia. Y las necesito.
Trastillo- Doy fe! 🍀
Géneros y subgéneros, tintes, colores, influencias, tradiciones, de todos ellos están contenidas.
La prosa y poesía esta escrita con el corazón, y logra que las palabras no sean tan sólo palabras sin más, es una expresión de los sentimientos, que se agolpan a borbotones, curiosas, indiscretas, incontrolables, logrando transmitir y empatizar , con quien se toma un tiempo y se detiene, por afinidad, por situaciones, por sueños; por empatía , las letras versan en rimas mágicas.
Y siendo así, el nuevo año, seguro nos saldrá perfecto, respetando nuestra esencia.
Punto y seguido hacia fin de año.
Y el caso es, había una vez «un circo» que también 😅 y desde entonces, todavía…
Los tic tac, puñeteros de esos tiempos perdidos, que mejor olvidar. A que sí?
Que todos, tenemos de esos…
Y generalizando…
Que con sus tic tac de la memoria, por más que pongamos a remojar, el tiempo archivado, se archiva pero no se olvida.
Despidiendo diciembre y aún quedan intensos momentos por vivir.
Y todos sabèis que esto de «Vivir» es un verbo de recovecos complejos, a veces con sus duras extensiones.
Mis risas, vivencias, tristezas, emociones, sensaciones, sentires.
Palíndromo capicúa en el que recorro vivencias, y colecciono experiencias, indistintamente de los años, que cada vez , van más deprisa. 😥
Lo que realmente importa, del kilómetro cero, de lo que soy, es el núcleo, mis valores, esos, que me inculcaron en el km cero. < niñez > además de los que he ido adquiriendo con el paso de la vida, cuyo aprendizaje nunca termina.
A un tris de cerrar el año, haciendo balance de las diferentes fases y vivencias, de otro año horribilis de pandemia inacabada.
Reflexionando … ¿ Le puse al año, toda la alegría, el amor, la voluntad, la creatividad y la fuerza, para superar ciertos momentos ? No siempre lo logre. 😔
A veces, la ansiedad provocada por la situación, de no verle fin a esto, provoca preguntas, a las reflexiones, a los errores, conozco a gente que ha tenido que ir al psicólogo por el estres y otros que no pudieron superarlo y decidieron ponerle fin.
Esta pandemia, ha hecho fosfatina muchas vidas, emocional, física y economicamente.
Y el desastre de gobierno y su mala gestión, no ha ayudado . Todo lo contrario, castiga y suma y sigue. «Es coyuntural » Dicen…
La vida. Nunca deja de sorprendernos y eso es, de las pocas cosas que nos sorprenden todavía. Para bien o para mal.
La vida a veces, sólo nos esconde las cosas, para que nunca dejemos de buscar, soñar, ilusionarnos…
Hasta que un día, todo se da. Y la vida sin pandemia y mascarilla, pacuando? 🤔 Que ya nos toca!! 🙄 Quizás, la pandemia haya servido para valorar lo realmente importante, saber lo que necesitamos y nos hace bien. Quizás! Porque se nos olvidan pronto las cosas. Y la vida es efímera, y no avisa su final.
Hay que degustar y cocinar sobretodo un buen presente, para que el postre sea lo más exquisito posible, en eso consiste para mantener el equilibrio y evitar malas carreteras o precipicios inesperados.
La vida esta hecha para los valientes, no para los que deambulan mirando correr el reloj del tiempo, sin saber adonde quieren llegar. Y mientras tanto pasa la vida…
Diciembre se nos agota, aunque no el virus, que sabe reciclarse. Disfrutar las fiestas, con sentidiño!😘 Que la salud, es un tesoro. Y un bien común, que tod@s debemos cuidar.
Virgilio. Decía, que cada momento es esencial porque no vuelve: todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.
La Navidad, no son mis fiestas preferidas, las celebro por mis hijos. Pero ya, ni las circunstancias, ni la edad, ni las ganas, son lo que fueron. También pienso que el espíritu navideño debería ser todo el año, hay que ser bueno todo el año, no dos semanas. Encima, es un coñazo: todo se atasca, todo se duplica o triplica, todo es un compromiso, todo es una invitación, es un poco caos y un derroche tremendo. Y del pesebre a nuestros días, menuda la que hemos montado. Somos muy desporporcionados. No os parece?
Por mí, que pasen rápido, que no andan los tiempos para derroches.
Hugs aturronados. De lo poco gratis que nos va quedando. 😉🍀🎉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: