Archive for CORAZÓN Y VIDA

Pasa la vida…

lecheras

Oficios de entonces.

Huellas…
Del camino de la vida, siempre se aprende es una perpetua enseñanza.
Pero nunca como ahora, quizás es que me estoy haciendo mayor, que recuerdo mis tiempos pequeños y me asalta la comparativa con los tiempos de estos momentos.
La vida pasa, cambia y se transforma, aunque no siempre lo nuevo , es lo mejor.
He tenido la suerte de tener una infancia rica en sensaciones, llena de recuerdos; y casi todos ellos gratos, amables, cálidos, y sobre todo únicos en mi vida, por lo que hay en ellos de pureza y gratitud por lo aprendido.
Hoy lo reciclamos casi todo, hay que preservar el medio ambiente, dicen los entendidos…
Al igual que ocurrió con los oficios de antes, los humanos también han tenido que aprender a resetearse para adaptarse a lo nuevo.
En los tiempos de mis padres y abuelos e incluso principios de los míos ( Que ya tengo una edad ) muchos de los oficios de entonces, ya son pasado.
Recuerdo a la lechera que cada día tocaba la puerta de mi abuela, aquella leche hervida, y los dos dedos de nata que dejaba y que mi madre apartaba, para poner en tostadas de pan con la nata y el azúcar por encima, que estaban super ricas !! 😋
Los lecher@s, repartían la leche por las casas a primera hora de la mañana, después de ordeñar. Cuando llegaba , ya la madres y abuelas la estaban esperando, y sino se llamaban unas a otras , para avisar de que había llegado. Los cántaros o sellas, eran de zinc de 20 o 50 litros, la leche la servían con unos recipientes medidores de : Cuarto, medio, un litro o más.

Los envases de entonces eran de cristal en su mayoría, recuerdo que se devolvían a la tienda o te los compraban.
Quien no conocía amig@s que recolectaban botellas para ganarse unas pesetillas? 🤔🤗
La tienda, las devolvía a la planta para ser lavadas y esterilizadas, así era como antes se reciclaba, no se si mejor o peor que ahora, pero sin duda menos costoso en materiales y costes para el medio ambiente.
Cuando yo nací, mi madre no podía usar pañales de usar y tirar porque no existían todavía, eran de gasa y se lavaban a mano porque no había lavadoras, las energías limpias como el sol y el aire eran las que secaban la ropa en los tendederos antes en su mayoría al aire libre. Y el sol, según mi madre , era un quitamanchas fantástico. El clareo, hacía milagros con las manchas. 😄
En casa, se escuchaba la radio: Las meriendas con el anuncio del Cola Cao, con su sintonía tan pegadiza y que tod@s los de aquellas décadas no hemos olvidado.
Apasionante la radio de entonces.

Los consejos de Elena Francis 😜
Las radionovelas que escuchaba mi abuela y mi madre.
Algunas eran super graciosas y te reías un montón con ellas, que buenas eran, seguro algun@ de vosotr@s recordáis al menos estas : MATILDE, PERICO Y PERIQUÍN que se emitió hasta el 72 o 73, cuando murió Pedro Pablo Ayuso, o LA SAGA DE LOS PORRETAS «La familia porreta» que estaba genial y muy simpática. Te partias de risa con ellos. Que buenos programas aquellos y ahora cuanta basurilla en las tv.
La radio, aunque sigue siendo mejor que la televisión, ha perdido la magia de entonces.
Las voces radiofónicas eran impresionantes y su dicción perfecta además de su sintaxis , los anuncios y avisos no tenían faltas de ortografía como ahora.😅 Todavía no nos había llegado la televisión.
Os comparto un ratito de nostalgia de las radionovelas de entonces. 😄👍

Cuantos oficios, ya en el olvido de entonces, en esta era de avances y tecnologías.
Tales como:
Ferroviario. Trabajaba en la línea del ferrocarril o en los mismos trenes.
Guarda. (de ganado, de monte…) Vigilaba la propiedad privada o comunitaria, ya fueran los animales o los bosques.
Guarnicionero. Fabricaba objetos de cuero, normalmente para caballerías.
Hachero. Trabajaba con el hacha para cortar troncos y tablones.
Herbolario. Recogía o vendía hierbas y plantas medicinales.
Herrador. Encargado de herrar las caballerías
Herrero. Labraba el hierro.
Hilandera. Hilaba la lana cardada.
Hojalatero. Fabricaba, reparaba y vendía vasijas y otras piezas de hojalata
El colchonero, que venía por las casas a rehacer los colchones que había que vaciar y cardar de nuevo porque eran de lana.
El Sereno. Vigilante que rondaba de noche por las calles principalmente para velar por la seguridad de los vecinos.
El Organillero. Reproducía piezas musicales haciendo girar la manivela de un organillo portátil, instrumento que contenía unos cilindros con agujeros o salientes que coincidían con las notas de cada melodía.
Talabartero. Fabricaba talabartes de cuero (cinturones para llevar espadas u otras armas y herramientas antiguas).
Tejedor. Elaboraba paños y lienzos.
Tinajero. Hacía o vendía tinajas y otros recipientes.
Tintorero. Teñía las pieles y telas.
Tornero. Trabajaba en el torno la madera, el hierro o la piedra para conseguir formas cilíndricas.
Ahora las maquinas suplen la mayoría de los oficios, los tiempos avanzan y los trabajos cada vez son más escasos.
Lo de repartir, sigue estando mal, entonces y ahora, eso no lo han cambiado los avances, ni las tecnologías.
Estrenábamos en domingo o en fiestas señaladas, no como ahora, cuando apetece.( El sistema de ahora me gusta más ) 😜
Cuando llego la tele, la pantalla era pequeña y en blanco y negro, el color tardaría en llegar todavía…
Los seiscientos eran una pasada, nos metíamos hasta 12 para ir a la playa, que tiempos!! 😅
Íbamos al colegio andando, mama no conducía, ni tampoco había autobús escolar.
No teníamos exceso de peso, no parábamos en todo el día.
Nos divertíamos en la calle, jugando a las tabas, al pañuelo, la goma, la billarda, el escondite, al aro, los patines, las canicas, la comba, los cromos, la gallinita ciega, las chapas, pies quietos y tantos y tantos juegos nuestros, que ya se han perdido, la mayoría, porque los niños de este siglo, prefieren las tecnologías a socializar en calles y parques.
Los niñ@s de mi infancia, no teníamos los fantásticos parques vacíos de ahora, con columpios y toboganes que ya los quisiéramos en nuestros tiempos, pero como no los había , tampoco los echamos de menos, no nos aburríamos nadita!! Pero nadita, nada. 🤗😄 Nos divertíamos con cantidad de juegos, y lo pasábamos divino, no parábamos; llegábamos rendid@s a casa sin tanta maquinita como ahora, que tienen a los niños abducidos sin querer salir del sillón de casa.
Vivíamos sin tanto artefacto y muchos menos cables y enchufes , nos importaban un bledo los satélites que nos señalan el lugar más próximo donde hallar lo que buscamos, no existía Google.
Usábamos el dicho de : Preguntando se llega a Roma.
Ahora, se pregunta menos, y quizás no te respondan o no sepan señalar sin GPS. 😄😥
Tiempos: De ayer y de ahora…
Blanco y negro en ambos.
Y mientras tanto, a seguir rellenando vida, que esto avanza a ritmo, de imparable barbaridad .😅😉

Leave a comment »

Sueños de bolsillo.

Cierto.

Cierto.

Te apetece un sueño? :)

Te apetece un sueño? 😉

Sueños de bolsillo, la fuerza de la ilusión.
Sueños de un día cualquiera, sin rallar, para poder darle al play y revivirlo.
Sin puntos ni comas, de un sólo tirón, que se graven y se vean , palpables.
Sueños pequeños y de a diario, que nos reconfortan el día, y que nos alientan la esperanza.
No siempre lo que deseamos esta hecho para nosotr@s, que no quiere decir que no soñemos con que nos pase y mucho menos que no lo merezcamos, simplemente nada sale como queremos, pero sin que cunda el desanimo, que la vida sigue y otros sueños reemplazaran a los no cumplidos.
Y porque no somos eternos y quizás no podamos disfrutarlos todos; pero si intentarlo todo el tiempo del que disponemos hasta ese día, que se nos diluya el código de barras y ya sólo seremos recuerdo, en aquellos, que nos han querido.
En un mundo como el de hoy, tan acelerado, se cuida poco de los detalles y esas pequeñas cosas nos hacen bailar las emociones y nos acercan los afectos.
Los humanos somos tremendamente torpes a la hora de expresar lo que queremos… DEMASIADO!
Y mejor hacerlo mientras podemos. porque algún día ya no podremos, puesto que esto de vivir caduca.
En verano, se abren más las ventanas, para que corra el aire y se renueven las emociones, como las olas del mar, vienen y van, traen y llevan, aparecen y desaparecen; y por azar, un día te encuentras esa rara caracola, que parece perfecta , pero cuando la acercas al oído, no suena a mares, es una caracola disfrazada de incógnita! El camuflaje es más habitual de lo que quisiéramos .
Como una enredada ecuación por despejar, desafiando la curiosidad por ver el resultado, como en la vida real los objetos que conocemos pueden presentarse de distintas formas, tamaños, colores o aspecto, con soluciones complejas o sencillas.
Y claro esta, que como os podéis imaginar, al igual que las ecuaciones, puede que no tenga solución, tener una, varias, o infinitas!
O ser de las más complejas , difíciles y rebuscadas, con lo cual, desistiremos en el empeño, porque como en mi caso, mi fuerte nunca han sido las matemáticas 😄😅
Así, que si tengo que descifrar alguna, pediría que no sea rebuscada, sino fácil y accesible, que hace ya mucho que no me entreno en complejidades, y me aburren bastante, los camuflajes. Porque ese empeño de andarse por las ramas, cuando ya te aburre la ecuación.
Mi propósito es sencillo, de sereno futuro sobre el que asentar los sueños.
Tener ideas y sueños por los que valga la pena luchar estimula la esperanza e influye en lo que nos rodea.
Los propósitos son el secreto para cambiar, viven y tienen sentido si está presente la voluntad.
Son la razón por la que luchar.
El motivo por el que hacer lo que haga falta para lograr lo deseado, aunque a veces no resulte como esperamos, pero aún así, dejar de intentarlo, es perderse en la desgana.
Los propósitos son el driver generador de imaginación, creador de diferentes opciones, buscador de recursos y ayudas, provocador de otras maneras de hacer, la energía del atrevimiento.
El propósito es el móvil para alcanzar una meta.
Un viejo proverbio chino dice : Que la receta para ser feliz consiste en.
“Alguien a quien amar, algo que hacer y algo que esperar”.
Los tres ingredientes de la receta, con diferentes propósitos pero ligados entre si. Buena masa madre 😉
La vida, es un camino que cogemos a diario, lo dejamos para descansar y lo reanudamos al día siguiente, el propósito de caminarlo, sólo depende de nuestras voluntades.
El perseverar, es fundamental para lograr el propósito.
Y mi propósito de hoy es… Desearos un día de cuento con magia de por medio , que falta nos hace a tod@s !
Y un favor…Ser felices, que esto de vivir caduca !!

Life your dreams.

Life your dreams.

For everyone!

For everyone!

Leave a comment »

Y llego abril, feliz semana !

Apetece cafelito?
Viernes, estrenamos mes.
Abril, el de las aguas mil como decía mi abuela, esperemos que sea benévolo porque de agüita ya vamos surtidos, pa todo el año que resta. Este invierno ha sido bastante lluvioso por estas geografías, hemos tenido de todo!
Ayer, jueves santo y aunque la lluvia que cayó, fue poca cosa. Ya nada es igual con esto de la pandemia. Y todo el rato soportando la sofocante mascarilla. Se hace interminable, la vida encapsulada.
Como dice la canción, que la veredita de la semana y de la vida luzca llena de luna y sol, y nos cambie a mejor, que ya vamos muy saturados, por la larga espera, de recuperar libertades y ánimos.
A pesar de que el camino a veces, se me hace interminable
Siempre llevo conmigo, unos gramos de esperanza, fotos gravadas en retina de mis hijos, una pizca de intuición que me ayuda a atinar , bastantes dosis de paciencia, que ahora más que nunca cuido, para que no se me desborde de impaciencia. Y grandes dosis de positividad y ternura, porque a veces me hallo entre dos aguas, como Paco de Lucía 😅
Hace mucho que la inocencia se perdió por el camino y con ella también, la arrogancia de los años primeros donde nos creíamos que la juventud nos duraría mucho más tiempo del que dura y nos sentíamos invencibles.
El tiempo es un maestro increíble 😅
Y cambia de rumbo cuando menos te lo esperas.
Y como dice Alberto Cortes en una canción:
«A mis amigos les adeudo la paciencia de tolerarme las espinas más agudas, los arrebatos del humor la negligencia, las vanidades, los temores y las dudas» 😉
Feliz Pascua, para todos!!
Ramitos de flores llenos de sonrisas y que la veredita de la semana transcurra alegre.
Ser felices!!

Leave a comment »

Vuelo de otoños.

Esta tarde, he recibido un correo de un querido amigo, y de una bonita manera me contaba que esta mañana muy temprano con una taza de café en la mano, pensaba y hablaba sólo, sobre el paso de los años…
En estos tiempos de pandemia, estamos más sensibles todavía y el paso del tiempo, nos ha cogido desprevenidos.
Apenas ayer eramos jóvenes y parece, que hace muchooo tiempo ya…
Y reflexiona…
¿A dónde se fueron los años? Sé que los viví.
Tendré lapsus de memoria? 🤔
No temas, nos pasa a tod@s, sólo se toma descansitos, de vez en cuando.
Es que con los años, tenemos demasiada información y el procesador va más lento, y por eso a veces no llega tan rápida la respuesta. Pero llega😅
El otoño de su vida y de la de much@s de nosotr@s, nos ha tomado por sorpresa.
Y es que los años pasan tan rápido!!
Ya lo decía mi abuela, pero yo era joven y lo veía demasiado lejos…🤦🏼
Y llegó el día, «Vivir creciendo, es llenar la mochila de la vida de experiencias, que nos hacen cada vez ser más persona» O no. «Que todo depende» 🙊🙉🙈
Somos hijos de los Baby Boomers (nacidos entre el final de la Segunda Guerra Mundial y 1960) y padres de los Millennials (nacidos en 1980-1999 )
Siempre pensamos que nuestro otoño quedaba tan lejos , que no podíamos imaginarnos como sería, ni lo rápido que llega…
Y llego el día que nuestros hijos se fueron marchando, y las canas fueron llegando, muchos de nuestros amig@s se van jubilando, y los jóvenes activos y vibrantes que fueron antaño, ahora van más lentos, algunos se han cuidado y lo siguen haciendo y otros, ( los lentos ) no.
Y otros, que se nos han ido…
Despedir a los amig@s, cuesta. El círculo de amigos y conocidos, se va reduciendo.
No somos eternos y nacemos, con fecha de caducidad.
Los jóvenes de los 60, somos y seremos los mayores del siglo XXI.
Me comenta, que el otoño, le ha cogido sin preparación.
Tan sólo es , que amanecemos novatos en todas las edades , esto de vivir, no trae libro de instruciones. Aprendemos de las vivencias y nos enriquecemos de las experiencias.
¡Entonces empezará otra aventura!
Los otoños, nos van sosegando las formas y los modos, el ímpetu es otro y nuestras metas también. Las hojas vuelan… Antes que nos lleguen, los yermos inviernos.
Cuanto hemos cambiado!!🙆
Y es que las vivencias otoñales , a veces lluvias , a veces soles nos van sumando tiempo y años.
Inexorable tiempo, que tanto desperdiciamos en la juventud, porque lo creíamos eterno ( Ilusos🤦‍♀️)
Y él, irrespetuoso, pasa como los cometas, a velocidad de la luz.
Ahora lo sorbemos hasta la última gota, porque nunca se sabe …
Y encima la pandemia robandose un tiempo irrecuperable.
Somos de otras generaciones, donde los valores contaban y se respetaban. Donde se valoraban y respetaban personas y tradiciones que ahora se obvian.
Tantos adelantos, y cuanto retroceso en lo esencial.
Mi otoño, como el de tant@s de nosotr@s, esta lleno de añoranzas.
Mi madre decía que a medida que se hacía mayor, menos cosas materiales necesitaba.
Y es cierto, pero hasta lo esencial, esta con restricciones.
Un amigo mío, dice, los años no son los del carnet, son los que yo, me siento por dentro, y por dentro, me siento de 33. 😄
Envejecer, es una cuestión de actitud de cada persona y no de la edad. Pero el aspecto físico y la positividad, es muy importante, para querernos y asimilar los cambios que nos llegan.
Estamos aquí, y hay que vivir ! Ser egoístas, pero de felicidad.
No me preocupa el recuerdo que dejaré, pero nunca hice daño a nadie. «Que yo sepa»
Sólo espero, dejar sonrisas cuando en sus recuerdos, me asome. Y ya!
😉👍
Ya ves, todas las estaciones tienen su encanto, y el otoño nos vuelve encantadoramente sensibles, acogedores, emotivos.
Somos, de una magnífica y espectacular añada , marinada con esas enriquecedoras décadas pasadas , vibrantes de hemeroteca de historia de transición, de crecimiento, de avances, de modernismo, de logros.
Han cambiado muchas cosas pero la tradición, que es el marchamo de identidad, ha servido para no perder la esencia, en ir adaptándonos camaleónicamente a la evolución de la sociedad.
Décadas, nuestras décadas. De otoños, de vidas y recuerdos llenas.
» Lo que de verdad, nos une «

Leave a comment »

Si lo hubiéramos sabido.

Ya se que la vida no tiene efecto retroactivo, ya se.
Pero si lo hubiésemos sabido?
Nos hubiéramos ahorrado la mitad de los tonos y malos gestos. 🤔
Si hubiésemos contado hasta diez, un momento, antes de hablar.
E incluso al escribir , respirar y borrar.
Pedir perdón, disculpas; cada cúal, con su piel y sus maneras.
Mucho tiempo para resetear, los momentos, los malentendidos, los abrazos no dados, las palabras no dichas. Tenemos los humanos, esa mala costumbre de dejar «los paluegos» para luego; y entre la mala costumbre y el puñetero Covid se nos ( Jodieron) los momentos…
Todos!
Los de antes, por dejarlos pasar, y los de ahora, por tenerlos congelados en modo incógnita.
La incomprensión, la gilipollez y lo absurdo, gobierna por todos los sitios del mundo. Además del Covid.
Lecciones de vida; agua, raíz y oxígeno.
Nuestro cerebro es como un gran árbol computador, que controla las funciones motoras, emocionales y cognitivas superiores: Razonamiento, expresión emocional, memoria , aprendizaje…
Sus ramas unen unas neuronas con otras. Entre otras cosas, además de, para crear recuerdos.
Y es por eso, que a nuestro sistema límbico, últimamente lo tenemos como el Ibex, fluctuando por los efectos que hace la Pandemia en nuestros estados de ánimo.
Cada vez que recordamos, y ahora lo que nos sobra es tiempo para recordar y añorar, y reinventamos el recuerdo, el miedo, la felicidad , la rabia, nuestras emociones llenas de matices. Adornándolo o defenestrandolo, dependiendo del recuerdo, su color y su olor.
Tal como eramos!
Porque nuestras narices, también tienen memoria.
La magia olorosa y nuestros recuerdos, crean pequeñas ramas que nuestro magnífico, grandioso y misterioso procesador humano, (cerebro) se encarga de conectar, ligado a los estímulos sensoriales y a nuestras emociones
El bosque, de nuestros recuerdos almacenados en nuestro computador cerebral es fascinante .
No creéis?
De los cuales tiramos tanto ahora, para soportar tanto encierro.
Esas pequeñas cosas, que ahora tanto, tanto, echamos de menos.
Tirando de nostalgia y esas ganas de volver a recuperar la vida perdida…
Y el puñetero Covid, también ataca al olfato. Esto, ya se esta volviendo insoportable!!
Nos ha trastocado la vida entera!
Las economías
Las libertades.
Las emociones.
Los abrazos, las caricias, los mimos, que tanto y tanto echamos de menos.
Y como no, el sueño, que cada día que pasa, aumenta la suma de horas en vela. Revelándose también, ante la situación pandémica.
Llevamos casi un año en constante adaptación.
Enfrentamos pérdidas económicas, personales, sociales, y la falta de certeza, que parece no tener fin.
Cuesta desconectar, la situación, ha fermentado un reguero de miedo, estrés, angustia, ansiedad, culpa, inadaptación, incertidumbre, depresión, tristeza, duelos. Aislamiento.
Y a nuestra salud mental, a nuestro malestar psicológico, cada día le cuesta más el forzoso encierro.
Disfrutar, se ha convertido en un lujo, por la dificultad de contacto social.
Todos hemos cambiado, esto, nos ha cambiado.
Da miedo, tristeza, esté futuro hipertrofiado.
Quién nos iba a decir que volveríamos a la gruta, a la cueva.
Al encierro en casa y poco más.
Cuánto tiempo hace que nos nos reunimos con nuestros amig@s?
En mi caso, meses ya.
Hemos, nos han obligado a no socializar.
Vivir así, es incompatible con respirar, sin que el corazón se desboque de tristeza y falta de esperanzas, risas, abrazos, alegrías, calor humano.
O esto, torna a mejorar, o nuestro computador. Terminará loco de tanto resetear la vida, tal como era. En un pasado reciente , y ya tan lejano en añoranzas…Ojalá la vida tuviera efecto retroactivo. Para poder recuperar el tiempo robado, que tant@s miles, ya no podrán hacerlo.
En homenaje a ell@s , dejar las «malas costumbres» de no aprovechar los momentos.
La vida pasa…
Mírala, mírala, mírala como está! Si lo hubiéramos sabido…

Leave a comment »

Día de lluvia y café.

En las largas tardes de invierno no hay mejor momento para escribir que cuando llueve, escribiendo frente a una pantalla, al calor del hogar.
O leyendo un libro, mientras la lluvia patalea los cristales, y el café en la taza, dispersa el humo en nubes.
Los sueños en espera… Cada cual, con su piel y sus maneras.
El concierto de lluvia, con sus intervalos de viento, siguen dibujando estrofas de gotas, salpicando el cristal. Música sin letra, con argumento de temporal.
Hemos tenido muchos y de todo tipo ultimamente.
No creéis?
Que soñar, sobre mi nube de café?
Tanta soledad, tan escasa magia,
que acompase la vida en rutina.
Únicamente, la monotonía de los días de mascarilla tienen cabida.
Mis deseos son, un hervidero de: «Basta ya»
Mi mente, una enredadera de interrogantes, que agitan las brasas del cansancio y la rutina de los días .
Nada cambia…
Grita, el cansancio del tiempo.
Que gotea la morriña del que calla, mientras se resigna y resiste, con la boca chica, y el ánimo estalla de melancolía, y nostalgia del ayer…
De los tiempos de otros tiempos , donde la libertad de movernos, no la teníamos condicionada, ni perimetrada. Benditos tiempos aquellos!
Miles de personas en duelo.
Que no se permiten expresar, su dolor oculto tras su mascarilla y entre paredes.
Combatientes en solitario de su día a día. Procesos, tiempos y maneras
En un mundo confuso, donde tratamos de dar normalidad a lo que nos condiciona la vida.
Alguna vez, os imaginasteis, que nos podrían condicionar la vida de esta forma? Yo tampoco.
Estamos agotados, tristes, sin atisbo de salida aún.
Si nos quitan los sueños, no es vida. Si nos quitan el trabajo, el pan, las ilusiones, la vida, no tiene sentido.
Si la vida, nos la encapsulan, de qué sirve la vida.
Sino morimos de Covid, quizás lo hagamos de hambre.
La pandemia nos ha cambiado la vida condicionándola por una forma de vida específica, que, además, se plantea como totalitaria en muchos casos.
Sin duda, algo falla desde un principio y ha contribuido a tanto silencioso dolor humano.
La Pandemia nos tiene haciendo puenting, en zona de peligro constante, con tempestades sanitarias y políticas y sin poder asirnos a ninguna cuerda, para poder sentirnos seguros y liberad@s.
Estamos a la deriva!
En barco sin capitán , ni timón que lo guie.
El tiempo pasa, el café se enfría .
Y mientras tanto… La lluvia

Leave a comment »

Filomena sin piedad.

Primer vistazo al año, apenas ha empezado a caminar y ya nos esta sorprendiendo.
Aunque nosotros no podemos negar que somos de improvisar, lo sé,
lo llevamos en el ADN.
Lo digo, porque le vemos las orejas al lobo con tiempo, y cuando ya ha llegado es cuando nos ponemos a ello.
Hay una cierta tendencia a esperar
«El haber que pasa»
Esperamos que nos descubran,
que nos toque la lotería,
que nos ofrezcan el trabajo de nuestra vida,
que por arte de magia todo mejore.
Pero no funciona así.
Afortunadamente, la causalidad, es una pila de pequeñas elecciones grandes o pequeñas  acumuladas.
Lo que funciona es como consecuencia de un trabajo diario, de una inversión y previsión constante que puede parecer insignificante, o irrelevante porque no se ve el resultado inmediato, pero si en el tiempo para que Filomenas varias, no nos cojan desprevenidos.
Lo contrario, puro desastre.
Que las ciclogénesis de ahora no se andan con minucias.
Las personas no somos perfectas. Somos una gama de grises. Ni tan malos, ni tan buenos.
Pero en general, somos buena gente. Buenas personas que cometen errores. Y rectifican.
Tenemos a la mitad del País en modo postal. Y la solidaridad de este País, siempre nos sorprende.
La Filomena llego arrasando con sus  alfombras blancas y trasformo las ciudades  en pistas de patinaje.
Y enero, con su suma y sigue …
Fluctuamos entre pandemia y temporales, que de todo tipo nos asolan
Todavía no vemos la luz al final del túnel. Que largo el puñetero!
Seguimos en el viaje a ninguna parte, pero que, sin embargo, sin él el propio viaje no existiría.
La Esperanza, construye el futuro  cuando se aportan propuestas, como peldaños para subir  al viaje de «Salida» como sacos de millones de granitos de Esperanza; que se amontonan delante del muro de la Fe, para saltarlo.
El mundo en cada granito,
en cada adios de ausencias,
más allá del muro,
la aventura del rumbo vacuna.
Tantas emociones de a pie,
la intensidad del deseo final, para recuperar la vida.
La normalidad de esas pequeñas cosas, que poco las valoramos por cotidianas y dadas por hecho.
La maravilla  de una breve excursión de amigos.
La inmensidad de un paseo por los alrededores de la felicidad.
Poder respirar sin filtros.
Podernos ir de viaje con total normalidad y regresar con la vida, recuperada en su máximo esplendor.  
Respirar y borrar…

Comentarios desactivados

COSTUMBRES


Y me acostumbre, a todo lo ancho de mi cama, a no compartirla, a encender la luz sin molestar a nadie cuando no puedo dormir.

Porque tengo días, en duermevela
Me acostumbre, a no cocinar los domingos.
A no preocuparme por los horarios, y aprovecho los fines de semana, para vaguear y disfrutar de mis momentos.
Me acostumbre, a no dar explicaciones y hacer lo que me gusta, sin que me importe lo que piensen los demás.
Me acostumbre, a mis manías, a despertarme y andar por la casa, sino puedo dormir,  a prepararme un café, y llevarmelo a la habitación, mientras disfruto de la lectura y del silencio, por si regresa el sueño. O esperar que amanezca, mientras tanto.
Me acostumbre, al picoteo entre horas. Pero lo he dejado, no es recomendable para la báscula.
Me acostumbre, a ver mis pelis o series que me gustan, a escuchar mi música preferida .
Me acostumbre, a mis costumbres acostumbradas.
A ir dónde me de la gana. Sin dar explicaciones a nadie.
Poco a poco, al principio me costó acostumbrarme, y tengo días en que no me soporto…
No soporto la soledad…
Me costo tiempo y salud,  tejer mis alas,  pedazo a pedazo, las he ido pegando a mi espalda y con ellas pude volar, resurgir de nuevo.
Y eso me ha vuelto exigente, hoy no acepto compañías baratas, que no me aporten, que no me hagan sentir su prioridad, no una opción más, algo tan común hoy en día.
Hoy es muy difícil, encontrar a un compañero de vida.
Para lo otro , son mayoría y aburre tanto la inmadurez que portan, que decepciona mucho el horizonte…
Quizás en eso, tod@s tengamos un poco de culpa.
Lo rápido y ya, es lo que abunda.
Y así, me he ido acostumbrando  a mí, a mis cosas, a mi vida, a estar sola, a no esperar nada de nadie, a caminar por la vida con valores, con virtudes, con errores, y a levantarse de caídas.
A quererme tal cuál soy.
Pero aún así, en estos tiempos de Covid, extraño tanto los abrazos, los besos, el roce, de la piel, que ahora llevo peor esto de la costumbre en soledad.
Somos tant@s ya los solitari@s, que estoy segura que ahora añoramos la compañía de unos «buenos» compañer@s de viaje.
Porque la vida se camina mejor en compañía.
La soledad, no se preocupa de mí.
No me da cariño, ni me prepara un café, ni me cuida, cuando no estoy bien.
La soledad, me aburre, me entristece, me da ansiedad a veces.
Compartiría mis costumbres,  mi cama.
El café, las tostadas, cambiar opiniones sobre las noticias.
Sentir el afecto y cariño de un buen compañero.
Seguro que a ambos se nos harían menos duros estos tiempos de pandemia. De prohibiciones y restricciones.
Haríamos pandemia de amor, derrochando abrazos, besos , desatando todas las caricias guardadas.
Hasta cuando la vida encapsulada?

Comentarios desactivados

«Ley del Ósculo o Ley del Beso»


Quien me ha tocado el mes de abril? Y todos los demás…

Ya son demasiados, diferentes, raros, violentados de Covid.
Hay veces que de una jaula a otra
llegan las caricias entre los encierros, incluso se mezclan labios,
se rozan las alas y hasta se comparten paraderos.
Pero, al cabo, nuestra celda estaba siempre de la piel a los adentros,
Ahora que no podemos besarnos, ni abrazarnos.
Recordáis, cuanto ha inspirado el beso?
Poesías , canciones…
Gabriela Mistral habla de los que se dan con la memoria, besos evocados, al recuerdo.
Ana Belén cantaba «Besos, ternura» Victor Manuel «Dónde irán los besos»
Jarabe de Palo hubiera dado cualquier cosa por «un beso de su flaca»
Juan Luis Guerra escribió: «Cuando te beso, todo un océano me corre por las venas»
Hasta Nino Bravo cantaba «Al partir, un beso y una flor
Maná recitaba «Porque no puedcompartir tus labios
«El canto del loco, Pereza,
Sabina-¿Quién no ha cantado al beso que no ha dado o al que desearía dar o a los que no dio o a los que ya no podrá dar?
Y es que los besos se añoran. O no? Pues eso…
Abrazar , besar, durante la pandemia ha sido una dura prueba para quienes estamos educad@s en una cultura de afectos hacia afuera, de cercanía, de emociones mostradas que van más allá de una leve inclinación de cabeza a la manera oriental. No somos chinos, aunque si prefiero la manera oriental, al saludo del codo o de los pies.
Es más elegante, a la par que higiénica.
Estamos obligados a renovar, adaptar o cambiar nuestra conducta afectiva y aprender un nuevo lenguaje gestual.
Volveremos, porque va en nuestra idiosincracia.
Somos mediterráneos, hablamos y tocamos, besamos, y nos abrazamos al saludar.
Podrá el COVID, con siglos de costumbres? 🤞
Quien más, quien menos, como dice el maestro Sabina, alguna vez besó con la mirada o abrazó solo con palabras.
Muchas!! A que si?
Nada como la presencia,  la cercanía de los abrazos y los besos siempre, siempre, en vivo y en directo.
Nada como perderte en un abrazo y recomponer todas las piezas rotas, que a éstas alturas, ya tenemos unas cuantas…
En la farmacia podemos preguntar: ¿Si tienen pastillas para no soñar? Esto se hace duro…
Porque la vida de ahora, tiene herida abierta y sangra nostalgias, se merienda a deshoras, todos los recuerdos, tras los muros de mascarillas, esquivando a veces la
orden expresa, en un acto reflejo, de no saber, de no poder, hacer nada más.
Este fue mi primer año, que no  tomé las uvas. Y pensé.. No creo que vaya a pasar nada.
Os juro, que nunca más lo volveré a hacer. De verdad.
La culpa ha sido de las uvas. 😉😄
Vamos  a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia. Y a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia.

Comments (1) »

Desescalando instantes.

cahplin

Nunca os han preguntado si sois felices?
Seguro que si.
Yo intentó serlo todos los días , disfrutar y aprender cada día a serlo un poco más, hacer de los momentos , instantes especiales. 😉
La felicidad es un bien en el que cada persona sabe su dimensión, o encuentra su medida para considerarse feliz.
Por ello, el concepto de la felicidad es muy variable.
No hay varita mágica para ser feliz, pero es muy importante tener, metas, ilusiones, emociones, sueños,no perder la esperanza en la vida, querer y ser querido, no padecer dolor alguno sería lo ideal y no caer en el pesimismo, es importante la positividad para serlo.
Descubrir cuál es ese secreto, muchas veces está delante de nuestras narices y no lo vemos, así de complicados somos los humanos, nos gusta enredarnos las más de las veces.
La vida que por veces asemeja un tsunami, no siempre nos lo pone fácil, nos provoca bajones emocionales, tristezas y sinsabores agrios.
Demasiados limones a veces, pero nada de tirar , que andan los tiempos achuchados, aprovechar el exceso y hacer limonada endulzando para quitar amargor 😄 el zumo es refrescante y sienta de maravilla, con estas calores veraniegas .
La felicidad, es algo que no se puede comprar por lo tanto no se pueden llenar los huecos de las emociones y los sentimientos con mensajes consumistas.
Hay personas que simplemente piensan en riquezas y más riquezas y su vida se basa en amasar fortunas de soledad.
Ojalá hubiera una receta mágica, sólo creo que está relacionado con ver el lado más humano de un@ mism@, ilusionarse y maravillarse todos los días.
No perder la capacidad de impresionarse, de amar, de no dejar que nadie nos invada y prostituya la ternura, no dar cancha a lo que no tiene raíz, pues eso nunca agarra adecuadamente y nosotros seremos los únicos dañados.
Estamos en una sociedad donde los valores cuentan poco y los sentimientos son pisoteados y ninguneados bastante a la ligera. ( Abundan los quereres de todo a cien)
La felicidad no está en la cantidad, sino en saber saborear lo que nos da la vida en un momento determinado de nuestra existencia.
El éxito es conseguir lo que se quiere y la felicidad es querer y cuidar lo que se ha conseguido…
Considero que cada cual es tan feliz como cree serlo y a su particular manera.
Y esa sensación se produce en cada uno de nosotros en momentos muy concretos de nuestra vida.
El más hermoso futuro siempre dependerá de la necesidad de olvidar lo malo del pasado.
No es posible avanzar en la vida, hasta que logramos superar los errores del pasado y también de todo lo que lastimó nuestros corazones…
La felicidad no es una riqueza eterna, se trata de momentitos cortos, que valoró cada día, por todo lo que de bueno me aportan.
Porque la vida son instantes.
La vida, encuentra numerosas formas de expresarse y cada cuál, tiene sus barómetros para alcanzar el adecuado grado de equilibrio para que sigamos aprendiendo a beber la vida a pequeños sorbos, que han de tomarse sin prisas, saboreando el contenido y prolongando todo lo posible su sabor en la garganta
Bon profit 😉

5

la vida esta llena de especias

La vida esta llena de color, de especias,de aromas, de sorpresas…

La vida tiene su tiempo y todos seremos historia .

Comentarios desactivados

Encalando una página en blanco más, de las pisadas de la vida.

coffe

Mientras tanto…Un café y unos puntos suspensivos . 😉

puntossuspensivos_2

Cuanto guardado, entre sus espacios …

A que si?
Hemos estrenado semana, el tiempo está precioso , hoy hemos tenido 24° por estas geografías y se agradece mucho, porque andaba el tiempo un tanto despistado, dando bandazos a lo loco y sin centrarse.
Tal cual, se hubiese contagiado de este gobierno de la incompetencia que sufrimos.
Ahora que nos dejan salir he aprovechado , que el tiempo anda generoso y nos deleita con gratas temperaturas para disfrutar al aire libre.
Aprovechando solecito, para quitar el tono invierno que aún tenemos debido a tanto encierro
Encalando primavera…
Un aroma, unas letras, un abrazo, una canción.
Mientras tanto, os comparto que desde este tiempo, (De Pandemia) andan perezosas estas «Las letras mías»
Haber si ahora con la desescalada, afloran y se van soltando los brotes nuevos, letras nuevas, desprendidas de mascarillas, en la intimidad.
Aunque los silencios, también hablan, pero de otra forma y manera.
A veces, necesito de la distancia, para evadirme de ambientes afónicos. Que no estimulan a compartir, que … Para que.
Son, como esos puntos suspensivos, que nunca son gratuitos; en cada uno de ellos, se esconden: Interrogantes, curiosidad, dudas, a veces hastío, que no son valientes, ni concretos.
Otras les gusta jugar , poner ese punto retador… Lo peor de esos puntos, es cuando a ese punto final, no le quedan dos puntos suspensivos.
A veces son aditivos, es una manera de decir : No me adivines, pregúntame!
Mundo de suspensivos, de sentires , de miedos, también de ausencias.
Lluvias de puntos, henchidos de millones de gotas por salir.
Nunca son demasiadas las primaveras, las mías, las vuestras, y esta del 2020, sin duda la recordaremos siempre. No sólo, por pasarla en Estado de Alarma, sino por todos los que se han ido desde su inició sin poder despedirse de su gente.
Necesarios de suspensivos, donde nunca falta la imprescindible goma de borrar,que siempre llevo conmigo, para esas cosas que no gustan, que hacen daño y que mejor borrarlas de por vida, aprendida y recogida esta la lección.
A estas alturas, sobre todo, mucha piel y corazón; eso si, con cerradura, que mi corazón no se abre al primer golpe de efecto. Pero se ha quedado muy sensible, más todavía…
Soy, una sístole, sin diástole, ni dueño que ocupe su latido.
Làpiz, goma y a seguir escribiendo vida, que es muy importante borrar los recuerdos de las partes echadas a perder, que lo que no suma, resta y no aporta. ☺
Y de esta estamos saliendo. Y de lo que nos viene, también saldremos, todos juntos lo lograremos.
Probablemente habra que cambiar algunas cosas, gobierno incluido. 😠
Os deseo que la noche, este llena de hermosos instantes y sorbitos de buenas pociones, que sumar a la importancia de las pequeñas cosas, que van llenando de gramitos los sueños de bolsillo.
Esos, que nos enternecen fibra y piel y nos llenan el alma de chispitas de felicidad. » El placer de sentir » Que la vida se hace, momento a momento…
Y que cada día, es una vida en miniatura.

goma-borrar-milan-430

Gomas de colores, para borrados difíciles. 😀👍

Comentarios desactivados

Primavera en paro.

Primavera, desfile de alas grupal en un cielo, que vibra azul luminoso ahora sin ruidos , sin aviones que lo surquen de vez en cuando.
Los únicos dueños, la bandada de pájaros que surcan en compañía el extenso cielo sin barreras que a veces amenazan sus alas.
Ahora, en tiempos de alarma nos distraen con sus vuelos la mirada.
Las gaviotas, pombiñas, gorriones, el discurso de jilgueros y algún canario atrevido, que se atreve a romper silencios, ahora que todo, está en alarma.
Hay una pareja de crías de gaviotas que a diario se posan en la farola, que tengo frente a mi ventana. Miran, observan, ellas tan sólo graznan.
Seguro echarán en falta las sobras de las terrazas, también a ellas les cambiaron sus rutinas diarias.
Ahora si quieren comer, tendrán que hacer bautismo de agua.
Las pequeñas cosas: Las verdaderas posesiones, disfrutar de un paseo, oler una flor, la aventura de un viaje , el tesoro de un abrazo.
«De nada sirve lo demás, de nada acumular»… De este mundo, no nos vamos a llevar nada.
Un virus que ha infectado de temor la rutina del mundo, nos ha hecho sustituir rutinas , procesiones de S.S, ferias, viajes… Todo, se ha quedado en alarma.
Mientras tanto, preguntas y más preguntas nos asaltan.
Que pasará después?
Cambiaremos?
Aprenderemos de esto?
Cambiarán nuestras prioridades a partir de…Nos ha respondido, quien esperabamos? Nos han decepcionado?
A quién le daremos el primer beso cuando termine el confinamiento?
Alguna prioridad, de entre todas, las pensadas? 😄
Perdemos demasiado el tiempo, y el tiempo se nos puede parar en un instante y nunca lo hubieramos imaginado. A que no ?
Gastamos la vida en dibujar mapas de ruta y en un instante, a donde van las páginas?
Se han quedado guardadas con cuatrocientos trozos de alma, en este singular momento de: «Mundo en Alarma»
Somos demasiado vulnerables, cuando nos creíamos invencibles.
Tuvo que llegar un virus indetectable para cambiarnos vidas , rutinas, emociones, costumbres…
Ahora por imposición, hemos construido a marchas forzadas entre nuestras cuatro paredes la batalla de la vulnerabilidad, y las montañas rusas emocionales, van y vienen, porque esto ya nos está pudiendo.
La pobreza y la salud no entiende de fronteras.
La pobreza y la enfermedad de las personas o países que nos rodean será nuestra pobreza e insalubridad en el futuro próximo, si no cuidamos lo importante.
Cruel lección ( por el coste de vidas) que nos ha mostrado la cruel realidad, que no hay que recortar en salud, ni en investigación, que no nos vuelva a coger ningún virus desprevenido.
Que me da , que no será el último.
Una guerra sin tanques, nunca ves por donde ataca.
Ahora, es un momento ideal para generar esa conciencia social que se estaba diluyendo en los últimos años entre los mensajes intolerantes, individualistas y nacionalistas.
Todos juntos salimos, por separado, nos vamos a «la mierda» Con perdón.
Este año, al tomar las uvas o brindar por esos deseos que todos queremos ver cumplidos, seguro que algunos pidieron emociones fuertes que nunca hubieran vivido…
Otros, tener lejos a alguien o tenerlo muy cerca
Otros, que se respetará más el medio ambiente.
Otros, que le diéramos importancia a lo importante.
Otros, aprender idiomas y viajar para ponerlos en práctica.
Otros, recargar pilas en casa.
Otros, estar más tiempo con la familia.
Otros, bajar esos kilos que siempre se propone y nunca logra.
Otros, enamorarse.
Ahora, todo ha quedado congelado.
Los bisiestos de siempre son años raros, pero este año, se ha coronao!!!

Comments (2) »

«Tiempos de mascarilla»

En estos momentos, de «Tiempos de mascarilla» Tengo tanto, tantísimo tiempo libre a mi pesar, entre otras cosas, reseteo constantemente, y me estoy poniendo con los «paluegos» Ahora, ya no tengo excusa, no puedo salir, estamos en estado de alarma.😅
Me acuerdo mucho de mi madre, y doy gracias porque no haya tenido que pasar por esto. Soy, de esa generación donde los abuelos se despedían de su tiempo, en casa; porque tampoco tenían patologías que requiriesen cuidados hospitalarios, y se marcharon queridos, cuidados y atendidos.
Y ahora me duele imaginar el dolor y la pena al pensar en su soledad justo antes de morir porque no han podido estar, en prácticamente todos los casos, acompañados por ninguno de sus seres queridos, que cruel es este virus.
Que nos aisla de los que amamos.
Quizás esto nos sirva para aprender?
Que tenemos que mirar menos pantallas y más a los ojos. No creéis?
Alguna lección, sacaremos sin duda de todo esto.
La globalización también nos hace a todos más vulnerables.
Dentro de un tiempo, cuando todo pase y podamos abrazarnos, besarnos, tocarnos.
También nos tocará reflexionar sobre el mundo que hemos construido. De él, nada material nos llevaremos, lo realmente importante son las personas, no perdamos la oportunidad de hacerles saber lo mucho que l@s queremos. Quizás un día, si te queda en algún «paluego» sea tarde.
Se nos estaba olvidando lo fundamental, en estos tiempos consumistas y acelerados, donde los valores estaban difuminando lo que nos convierte en seres humanos.
Si perdemos nuestra condición no tendremos futuro.
Y cuando nos vemos vulnerables, nos damos cuenta de nuestra fragilidad.
Y se nos aflora, esa solidaridad que nos sale siempre a borbotones en este País.
Y ahora, todos nos necesitamos y unidos ganaremos la batalla a estos tiempos «De encierro y mascarilla», que nos ha mostrado la fragilidad e interdependencia de este, nuestro mundo.
Cuando todo pase, que será pronto🙏🤞 podremos abrazarnos, besarnos, tocarnos, reír , escuchar, y no dejar los «Te quieros» ( paluego)😉
Que ganitas de un abrazo , hasta que las costillas crujan. A que si? 😘
PD: Sólo os pido una cosa, cuidaros mucho.
Nos vemos aquí , cuando todo pase, para daros ese abrazo largo y crujiente, de los duros y pasados «Tiempos de mascarilla»
Y nunca me cansaré de agradecer de nuevo (hasta el infinito y más allá) a todos los que cuidan de nosotros. A pesar de dar mis aplausos diarios, que menos que dejar constancia, a vuestra generosidad, altruismo, empatía, todos unidos lo lograremos! 👏👏👏Sanitarios, transportistas, tenderos, fuerzas armadas, policía, guardia civil, farmaceuticos, panaderos, la solidaridad de la gente, agricultores, ganaderos, pescadores…
Todos y cada uno gracias, porque cada día exponéis vuestras vidas, para salvaguardar las de todos.
Me siento muy orgullosa de mi gente, de tod@s y cada un@ .
Gracias.👏👏👏👏👏👏👏👏Ganaremos!!

Comentarios desactivados

Pandemia, pero de las de abrazos.😘

 

Y ahora que?


En estos momentos de forzoso aislamiento al que «TODOS» estamos sometidos. Ellos, no responden como deben. Postureo. Burocracia…


Y bla, bla, bla, bla…

Demasiado tiempo para pensar y resetear,  y me pregunto; qué pasó con nuestro mundo y qué aprenderemos de esta crisis.¿Aprenderemos?
La lección es brutal. Si no la escuchamos es porque estamos muy, pero que muy,  sordos.  
Se ha protestado y gritado por el calentamiento global, por los derechos de las mujeres, por las corridas de toros, por nuestras tradicciones, que molestan a unos pocos, por el respeto a la diversidad, por la independencia de unos pocos, por los femicidios.
Hemos tenido guerras absurdas, a lo largo de nuestra historia. ¿Hay alguna que no lo sea?
Hemos pasado atentados, inundaciones, incendios de proporciones catastróficas.
Nos desesperamos, pero seguimos adelante, porque tenemos lo más importante, la vida.
Pero un día,  nos enteramos que China esta sufriendo un virus, que esta enfermando a mucha gente, miles de personas.
Pero Asia,  nos quedaba demasiado lejos y la mayoría nunca se imaginó que el coronavirus traía en su ADN ambición expansiva e invasiva, y llegó a Europa.
Ya somos muchos países, los contaminados por este virus invisible que nos obliga a cambiar la vida y las costumbres.
Y nos demuestra que debajo de la piel, todos somos iguales.
Que los millones, no nos sirven para nada porque no hay respiradores preferenciales (aunque alguna ministra con coronavirus, se haya hecho llegar dos a su casa, por si los necesitará)
( Vergonzosa,  la solidaridad de estos hipócritas y lo único que hay bajo sus pelajes de progres, es que anhelan, todo lo que crítican)
Este virus nos obliga a no salir,  a no consumir, a no viajar, a no ir a clase, a quedarnos quietos, a no poder tocarnos, besarnos , abrazarnos…
Nos muestra que somos más pequeños de lo que creíamos, indefensos ante lo desconocido.
Una herida narcisista, un golpe a nuestra omnipotencia que nos pone contra las cuerdas.
Confío, que si aprendemos la lección seremos más fuertes, más sabios, más solidarios, más empáticos.
Es tiempo de hacernos el amor con las palabras aunque no podamos tocarnos, de saber si el vecino que está aislado necesita algo y hablarle, al menos, detrás de la puerta, de ser responsables y cuidarnos mucho entre todos.
Son tiempos difíciles.
Y como siempre pasa en esta España nuestra, (que también canto Cecilia en su día) nos juntamos como tantas veces en situaciones límite, aunando fuerzas, animando desde nuestras ventanas y balcones con aplausos de gratitud a todos los sanitarios, transportistas, ejercito, guardia civil, policía, taxistas, tenderos, panaderos, nuestros mercados, los hombres del mar, que siguen saliendo para que nos llegue fresco cada día, los farmacéuticos.
A todos los que veláis por todos nosotros y seguís dando el cayó mientras, a otra gran mayoría nos obligan a seguir aislados. Mil gracias!! 👏👏👏👏
😘
Porque ya lo hemos demostrado mucho veces, porque somos un pueblo solidario, esa rara especie de personas que nos peleamos en los tiempos de bonanza y sacamos a relucir nuestro idiosincracia como pueblo, en los tiempos de adversidad.
Estoy segura, de que lo superaremos pronto. Ánimo!! Hoy,  es un día menos.
Nuestra batalla, desde este encierro. «La  inmunidad solidaria «
Es tiempo de hacer caso a los que saben, y de dar ejemplo. Si lo sitiamos y lo enfrentamos juntos, pronto le venceremos.
Vamos a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia, contra la soledad , la distancia forzosa de los nuestros, la falta de afectos, de contacto.
Mientras tanto, vamos a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia y cuando pase todo, abrazarnos fuerte soltando los besos y abrazos que hemos ido guardando todo este tiempo sin vernos, porque somos frágiles y lo sabemos.
Y nos hace falta la gente, los amigos, los hijos, los padres, la pareja, nos hace falta el calor humano.
Más ahora que nunca quizás. No?
Luego haremos pandemia, pero de la buena, de la de abrazos que nos crujan y alejen los miedos.
Abrazos con alma, nos vemos pronto!
Cuídaros mucho.😷😘😘😘

Comentarios desactivados

Ver «Alaska y Dúo Dinámico – Resistiré (Gala Fin de Año)» en YouTube

La fragilidad del ser.

Estos días de encierro, la creatividad aumenta y la concienciación de lo vulnerables que somos, ante hechos, que no somos capaces de dominar también. Os comparto este escrito que me ha llegado ayer y que es una muy buena reflexión, para poner en práctica. Sin duda la vida no es lo que planeamos, ella siempre nos pone a prueba y sin la unión de TODOS! No vamos a ningún lado. La lección es brutal. NO SE , SI APRENDEREMOS.

Abrazar el alma

Solos. Con la luz de una laptop. Con la compañía de un frasco de alcohol en gel y un barbijo sobre la mesa. Aislados del resto. Con caricias y besos que contagian. Con un metro de distancia. Con saludos codo con codo.
Me debato entre la mesura y una alarma contenida. Ni subestimar ni entrar en pánico. Y mientras tanto me pregunto qué pasó con nuestro mundo y qué aprenderemos de esta crisis. ¿Aprenderemos? La lección es brutal. Si no la escuchamos es porque estamos muy, pero muy sordos.
Hemos gritado por el calentamiento global, por los derechos de las mujeres, por el respeto a la diversidad, por los femicidios. Y las respuestas fueron tibias. Hemos tenido guerras absurdas (¿hay alguna que no lo sea?), atentados, inundaciones, temblores y terremotos, incendios de proporciones catastróficas. Y seguimos andando sin preguntarnos qué pasa.
¿Es que vamos a seguir sin escuchar?
Un virus invisible nos obliga a cambiar la vida. Y no surge entre los pobres y desplazados ni de las balsas de refugiados. No. Viene en clase ejecutiva para demostrarnos que debajo de la piel somos iguales. Que los millones no nos sirven para nada porque no hay respiradores preferenciales. Nos obliga a “guardarnos”, a no consumir, a no viajar, a no ir a clase, a quedarnos quietos. Nos muestra que somos más pequeños de lo que creíamos. Una herida narcisista, un golpe a nuestra omnipotencia que nos pone contra las cuerdas.
¿Y si escuchamos?
Si en lugar de cuestionar autoridades, de pensar que nos ocultan datos, que los virus salieron de un país de Oriente para hacer una nueva guerra bacteriológica, de seguir debatiendo si es exagerado o no, de enojarnos porque no hay fútbol ni recitales. Si dejamos de especular con subir los precios de lo que necesitamos para protegernos y de mentir para no hacer cuarentenas.
Si aprendemos la lección seremos más fuertes, más sabios, más solidarios. Es tiempo de hacernos el amor con las palabras aunque no podamos tocarnos, de saber si el vecino que está aislado necesita algo y hablarle, al menos, detrás de la puerta, de ser responsables y cuidarnos mucho entre todos. Serán tiempos difíciles. Y estaremos juntos. Como tantas veces. Dejemos de quejarnos por ser argentinos. Cuando hubo situaciones límite allí estuvimos: juntando remedios, ropa y zapatos, haciendo comida en las plazas. Llorando en silencio. Estaremos juntos porque somos esa rara especie de personas que nos peleamos en los tiempos de bonanza y sacamos a relucir nuestro mejor costado en los tiempos de adversidad. Estoy segura de que estaremos a la altura. Lo sé porque te conozco, nos conozco. Esta es nuestra batalla: la de la inmunidad solidaria. Es tiempo de hacer caso a los que saben, de dejar de cuestionar y de dar el ejemplo. Somos un equipo. Si lo enfrentamos juntos nada puede ser tan malo. Vamos a fabricar anticuerpos contra el miedo y la angustia. Y a abrazarnos el alma. Que todavía se puede y no contagia.

Comentarios desactivados

Cuestión de jaque&mate.

La vida y sus partidas en equilibrio.

La vida y sus partidas en equilibrio.

Adivina, adivinanza!

Mueve ficha tiempo , que ya vamos por el meridiano de semana.
El recuerdo, tiene agudezas ocultas
Cuestión de «Jaque-Mate».
Juego de damas y caballeros.
Peones, alfiles, caballos, rey y reina
De un tablero llamado vida.
Partidas en blanco y negro
pasados y presentes que jugar.
Seducción , estrategia?
Ganar o perder,
depende de la seguridad de los movimientos?
Capacidad de anticiparse al contra-ataque?
Agilidad, táctica,reflexión ? 😄
Qui lo ça!!
Creo que es más conveniente no bailar tableros
No desubicarnos demasiado,
Porque la vida como el ajedrez,
es un juego que enreda
Y te acota, si te ve impaciente,
precipitada y previsible.
Que te engulle sino estas atenta.
Serenidad y saber perder.
Pugna constante con la vida.
Y sus diferentes piezas.
Tal cual!
Que maestros hay para todo
y hay quien manipula y enreda.
Su finalidad, jaque-mate a toda costa.
Un todo o nada
de duelo a muerte,
entre blancas y negras.
Como la vida misma.
Y tu? Que estrategia usas?
Algún color en concreto ?
Blancas o negras? 😇👿
Mientras. La partida de la vida continua…
Juegan blancas, juegan negras.
Entre piezas anda el juego. 😆
Ojo al rival, y agudiza el ingenio.
Que corazón y mente lidian la vida.
Y hay mentes y mentes
y también corchos vacíos…
Que ni para tapa de botella valen,
porque dejan pasar el aire y termina agriándose, el líquido del Dios Baco.
El mismo que Velázquez inmortalizo,
en su cuadro » La melancolía del Baco»
Y es que como todo es esta vida,
y más, en lo que respecta a ese líquido elemento, hay que saber que es el pobre consuelo, de un sucedáneo momentáneo.
Porque eso, hay que tener en cuenta
que nada es eterno.
Ni el extasis del alegre trago
Ni el jaque-mate de un tête a tête. 😅
El tablero, nunca para de mover ficha!
Pasen y vean…✨✨🔥
Olimpos y Mitologías
Grecia y Roma
Queramos o no queramos,
somos semillas de aquellas raíces.
Mediterráneamente hablando .😉
Y la vida, siempre , siempre, continua.
A pesar de usted, y a pesar de una misma . 😛
A pesar del coronavirus, de Políticos y Políticas que todo lo emponzoñan, y de TODOS!
La vida, y sus Jaque-Mates.
Y ojito, que tendemos bastante a equivocarnos.
Y a veces, los mayores despropósitos, van y se repiten…

Tête con tête.

Tête con tête.

Comentarios desactivados

Sentires

Sentires de cotidineidad,
entre mis letras,
donde las comas son importantes
y los puntos suspensivos, rozán la piel.
A mi ritmo y con mi tiempo.
Acompasandome de vida
y envolviéndome de afectos.
Poco a poco, se desnuda el alma
a veces inconscientemente
y otras por necesidad.
Que el volcán de los sentimientos,
a veces escupé fuego.
Fuego, que quema nostalgias.
Descubriendo el alma.
Sacando piel, que son historias,
aromas de vida.
Fragancias por veces sublimes,
por veces amargas.
El pasado son caminos delicados.
Masticando vida e ilusiones,
aunque ya menos.
Desatando mareas,
que se quedan en brisas
y otras veces, se confunden con huracanes.
Así son los sentimientos, raciales.
Escritora de quimeras y mujer siempre. 😉

Comments (2) »

HONESTIDAD

aguil
Saber lo que vales, significa saber, que no mereces menos que ser amada de verdad, sin egoísmos, con generosidad, de manera incondicional, en exclusividad.
Si no me siento prioridad, nunca permito que me traten como opción.
Alguien así no merece la pena!!
Cuando alguien te ama, no necesita decirlo , se sabe por la forma en que te trata.
Tengo claro que no me contentare con otra cosa. Porque es la única forma de amar que conozco
El corazón es el centro de mi sistema solar particular.
Los hijos, los amigos, son los planetas que giran alrededor son mi energía, mi luz.
Y mi corazón, se sostiene con los lazos que me unen a aquellos que amo y viceversa.
Cuando te peleas con una persona a la que quieres lo único que importa , es aclararlo, llegar al corazón del asunto, para que no se formen nudos, que hacen imposible la comunicación.
Cuando reconozco un comportamiento desconsiderado, desagradable, egoísta, que no tiene nada que ver conmigo, me alejo, no me aportan nada las restas.
Cuando, recupero el ritmo y la sonrisa, me siento feliz, porque las personas queridas lo son.
Cuando mi corazón se agita intranquilo , no puedo invertir mi tiempo , mi energía y mi emoción en nada.
Así, Soy yo.80

Comentarios desactivados

Si fuera …

Las alas del tiempo…

Aguila_Volando

Y a vosotros…Que os gustaría ser???
Probar y haber que sale. 😉

REFLEJOS.
Si hubiera elegido mi nombre: Me llamaría Mencia, porque de siempre me ha gustado y si hubiese tenido una niña, le hubiese puesto ese nombre.
Si fuera un sentimiento sería : Pasión, porque no concibo la vida , sin ponerle pasión.
Si fuera un objeto sería: Un libro, porque a través de sus letras y enseñanzas, puedes aprender , viajar y soñar al mismo tiempo.Si fuera una expresión sería: Una sonrisa
Si fuera un sonido sería: El sonido del mar
Si fuera una parte del cuerpo sería: El corazón
Si fuera un instrumento sería: El saxofón
Si fuera una definición sería: Ternura
Si fuera un pecado : Te escogería a ti, para pecar a duo
Si fuera un líquido sería: Agua
Si fuera una flor sería: Un tulipán
Si fuera estación sería: Verano, la estación que me vio nacer.
Si fuera un color sería: El blanco porque en el blanco se puede plasmar cualquier color, jugar con las intensidades y endulzarlas de tonalidades pastel.
Si fuera un fruto sería: La cereza, porque me encantan!!
Si fuera un lugar sería : Una isla
Si fuera un sabor sería: El Chocolate negro
Si fuera un olor sería: Olor a maresia , a sal, a brea, a mar! Que transmite relax y nostalgías. Que nos envuelve …
Además, de los olores de la canela, el chocolate, el pan recién hecho , el olor a lavanda, de los jabones de la abuela, la nariz tiene memoria de olores y momentos de nuestras vidas que las espitas de esos olores, hacen saltar .
Si fuera movimiento sería: El vaivén de las olas.
Si fuera música sería: Jazz romántico
Si fuera un País sería: Mi País…España
Si fuera una parte del cuerpo sería: Los ojos, porque ellos no saben mentir.
Si fuera un animal marino sería: Un delfín
Si fuera un ave sería: Un águila , por su fuerza , superación y libertad…
Si fuera un animal terrestre sería: Un perro, porque los adoro, y por su fidelidad.
Si fuera un momento del día sería: El amanecer y la noche.
El amanecer: Porque me gusta madrugar y disfrutar del silencio y la calma mientras saboreo el primer café y me preparo para el día.
Y la noche : Porque atesora todos los momentos del día y me gusta el encendido de la luna, con sus farolillos de estrellas.
La noche con sus latidos y sus silencios… Su piel.
Si fuera un cómic sería: Mafalda , porque me gusta la manera en que Quino supo… “calzar sus zapatos” y entender sus emociones. Y empatizo, con su sentir y con su «no conformismo».
Mafalda sigue actual, a pesar de los años , su forma de expresar su sentir sigue transmitiendo.
Si fuera un número sería: Evidente que sería el 7 , porque se repite mucho en mi vida, y por su magia.
Si fuera una canción sería: ( A mi padre, le gustaba mucho cantar ) Y a mí…Me amamantaron con boleros 🙂

Si fuera una película sería: Memorias de África, a pesar de todo.
Si fuera un día de la semana sería: Sábado
Si fuera una región sería: Galicia
Si fuera un planeta sería: Venus
Si fuera un ser mitológico sería: Isis
Si fuera de una civilización antigua, sería: La Egipcia.
Si fuera punto cardinal, sería: Norte… Mi cabeza apunta al norte y mis pies el sur.😄 Temperaturas y temperamentos, concepción de vida y clima.
Y si fuera expresión: Elegiría la metáfora, porque me permite en poco, expresar mucho. 😉

Comentarios desactivados

A sorbos.

Los días,
a pequeños sorbos,
como las ocasiones especiales.
Esas que de vez en cuando
llegan sin esperarlas,
despreocupadas, sorprendentes.
Que ponen tiritas
al alma y la soledad
Armonía a los instantes
Música a las palabras
Rosas en las letras
Y al alba,
el verso en el papel.
Ráfagas de tiempo
a pequeños sorbos.
Ráfagas de vida,
que como olas,
van y vienen inquietas,
en un tiempo raro.
Olas que besan arena
como vida que besa sueños.
Aprovechar los momentos
fabricarlos de caricias,
condenarlos a besos
y multarlos de abrazos.
De esta forma
y a pequeños sorbos
nunca serán rutina
y siempre lograrán,
ser especiales.http://youtu.be/kS1v1zX_k9o

Comments (2) »